Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

Azkuna: “Mi equipo actuó correctamente en circunstancias extraordinarias”

El exconsejero de Sanidad asegura que había una situación de urgencia que lo justificaba

Miércoles, 16 de febrero de 2011, a las 18:35

Redacción. Vitoria
Era una de las comparecencias más esperadas en la Comisión de Investigación del Caso Margüello y no ha defraudado. El alcalde de Bilbao y ex consejero de Sanidad, Iñaki Azkuna, ha defendido que, durante su mandato al frente del Departamento de Sanidad, se actuó "correctamente", y ha subrayado que el contrato con una de las empresas vinculadas a la presunta trama de irregularidades en Osakidetza se hizo por la vía de urgencia, al existir una situación "extraordinaria" de "riesgo para la vida de las personas".

Iñaki Azkuna.

El actual alcalde de Bilbao, comparecía ayer ante la comisión tras ser citado por este grupo de trabajo para que informase sobre un contrato firmado en 1996, cuando aún era consejero de Sanidad, con Medical Dom, una de las empresas que están siendo investigadas, de la que el ex director de Calidad de Cruces, José Carlos Margüello, era apoderado.

El contrato, que se suscribió de forma directa con la empresa, estaba destinado a la prestación de un servicio de urgencias domiciliarias y quedó mal parado en la revisión que hizo del caso el el Tribunal Vasco de Cuentas Públicas (TVCP) que consideró tras su investigación que no se ajustaba a los principios de publicidad y concurrencia.

Preguntado acerca de estas circunstancias, Azkuna ha mostrado su "extrañeza" por su citación y ha apuntado a la posibilidad de que se haya solicitado su comparecencia por su condición de alcalde, subrayando que los informes del TVCP elaborados en la época a la que se refieren los hechos no detectaron irregularidad alguna.

Circunstancias extraordinarias

El alcalde de Bilbao ha aprovechado su comparecencia para subrayar su "desacuerdo" con el informe actual del órgano fiscalizador y ha lamentado que ahora se estén poniendo sobre la mesa determinados "espectros", cuando, en su día, se concluyó que las actuaciones del Departamento eran "absolutamente normales". Finalmente, ha explicado que, si se tuvo que contratar "deprisa y corriendo", y por lo tanto de forma directa y sin mediar concurso público, a Medical Dom, fue porque en abril de 1996 se produjo una circunstancia "extraordinaria".

El ex consejero de Sanidad ha recordado que, en aquella época, se aprobó la profesionalización del Ejército, lo que se tradujo en una importante disminución de personal en Cruz Roja, que se encargaba del servicio de ambulancias. De hecho, buena parte del personal de dicha ONG eran objetores de conciencia que cumplían así el servicio que sustituía al militar.

Azkuna ha defendido la legalidad de esta forma de actuar, dado que ésta permite contratar "sin concurrencia pública en casos de peligro para la vida" de los ciudadanos, como, a su juicio, ocurría en aquel caso.

Respecto a las prórrogas del servicio que prestaba Medical Dom --que tras el contrato inicial ganó los concursos convocados para dicha actividad-, ha reconocido que el decreto que regula esta materia fija un límite de cinco años y ha destacado que dado que él abandonó la Consejería en 1999, la duración de la prórroga efectuada durante su mandato no llegó a los tres años. "Mi equipo actuó correctamente en circunstancias extraordinarias", ha asegurado.