Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 13:30

Aumentar el copago, solución ante los recortes en dependencia

La consejera de Bienestar Social y Familia ha presentado las cuentas de su departamento para 2014

Miércoles, 27 de noviembre de 2013, a las 16:42
Redacción. Madrid
La consejera de Bienestar Social y Familia de la Generalitat de Cataluña, Neus Munté, ha apostado por aumentar la “corresponsabilidad” de los beneficiarios de la Ley de Dependencia, aunque ha precisado que no se aplicará hasta que no se alcance un consenso con las entidades y los partidos. Esta medida permitiría hacer frente a los recortes del Estado, que se han dejado ver en el presupuesto de la Consejería y que sufre una caída del 15,5 por ciento respecto a 2012. Así, el presupuesto para 2014 se sitúa en 1.630 millones, de los que el 70 por ciento van dirigidos a políticas de dependencia y discapacidad.

Neus Munté.

Para hacer frente a esta situación y poder garantizar la protección social de todos los dependientes y discapacitados, Munté ha abogado por aumentar el copago en función de la renta y del patrimonio de los beneficiarios a través de un sistema que “siempre garantice la equidad”. “Estos no son los presupuestos que queremos presentar, pero son los que se pueden hacer con el objetivo de déficit impuesto por el Estado”, ha asegurado la consejera, que ha cifrado en un 93,4 por ciento el recorte del Gobierno central en políticas sociales en cuatro años.

Entre otras medidas las cuentas prevén para 2014 la reconversión a concierto de todas las plazas residenciales, el despliegue del Plan Integral de Apoyo a las Familias, el impulso de la Ley del Voluntariado, la aprobación del Plan de Ciudadanía y Migraciones y la elaboración del Plan de Atención Integral a la Infancia y la Adolescencia 2014-2017.

La oposición presenta enmiendas a la totalidad de las cuentas

Tanto PSE, como PP, ICV-EUiA, C´s y CUP, han presentado enmiendas a la totalidad de las cuentas de la Consejería de Bienestar Social y Familia, al tiempo que han reprochado a Munté la decisión de eliminar el Instituto Catalán de Asistencia y Servicios Sociales (Icass) sin previo aviso y han coincidido en alertar de un retroceso en materia de protección social.

Así, la portavoz del PSC, Eva Granados, ha alertado de que 2014 será el “año negro” de la dependencia en Cataluña, tras asegurar que se reducirán en 3.572 el número de plazas de residencia y de 20.832 prestaciones menos para cuidadores familiares, entre otros recortes. Por su parte, el diputado del PP Rafa López ha criticado que el Gobierno haya “pactado los recortes en un despacho con ERC”, y ha criticado la reducción de las partidas de ayuda a la familia, los jóvenes y los dependientes.

José María Espejo, diputado de C´s, ha criticado que la Consejería “haya construido un relato basado en culpar al Estado para justificar los recortes”, aunque ha señalado que las entidades sociales ya no confían en las excusas de la Generalitat.