Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Asociaciones de discapacitados demandan impulsar la formación específica del asistente personal

El Cermi y Predif consideran que es una figura a la que se recurre poco en España

Lunes, 15 de septiembre de 2014, a las 12:17
Redacción. Valladolid
La Junta de Castilla y León y las asociaciones de personas con discapacidad han abogado por una formación específica del asistente personal para potenciar esta figura y su contratación por parte de quienes lo necesiten para lograr una mayor autonomía personal y una más fácil inclusión social.

Milagros Marcos, consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades.

En este sentido, el presidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), Luis Cayo Pérez Bueno, ha insistido en pedir al Ejecutivo de Mariano Rajoy que regule la relación laboral de la asistencia personal, para de este modo otorgar el soporte jurídico necesario para la contratación directa de asistentes por parte de personas con discapacidad.

Estas son algunas de las cuestiones que se han abordado durante la jornada ‘Asistencia Personal: Una prestación para la autonomía de las personas con discapacidad’, que organizado en Valladolid la Plataforma Representativa Estatal de Personas con Discapacidad Física (Predif) con el fin de analizar la evolución de la figura del asistente personal en España, la prestación de la asistencia personal dentro del Sistema de Atención a la Dependencia y las perspectivas y necesidades de las personas con dependencia respecto a la figura del asistente personal. Junto a Pérez Bueno han participado en la inauguración de la jornada la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos y el presidente de Predif, Francisco Sardón Peláez.

En este marco, tanto Cayo como Sardón han señalado la necesidad de potenciar la figura del asistente personal, una prestación a la que se recurre poco en España, ya que supone solo el 0,5 por ciento del entorno a un millón de prestaciones, pero que puede ayudar a una persona dependiente a “enfocar” cualquier área de su vida. Según ha asegurado Pérez Bueno, la asistencia personal es “un recurso especialmente idóneo”, por lo que “ha de ser promovida por las administraciones y el movimiento asociativo”.