Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00

Aprobado por unanimidad el documento de la ponencia de salud mental

El objetivo principal es dar a las administraciones públicas una hoja de ruta actualizada que permita organizar y coordinar los servicios

Miércoles, 02 de abril de 2014, a las 18:17
Redacción. Palma
El Parlamento ha aprobado por unanimidad,  durante la Comisión de Salud, el documento derivado de los trabajos de la ponencia sobre el impulso de salud mental en las Islas Baleares.

La diputada popular Cati Palau.

La diputada popular, Cati Palau, ha explicado que dicho documento aglutina 15 recomendaciones, resultado de evaluar y sintetizar el conjunto de intervenciones y aportaciones documentales que han hecho todos los participantes en la ponencia sobre el impulso a la atención de la salud mental. Asimismo, Palau ha resaltado que estas conclusiones surgen del consenso de todos los grupos parlamentarios que han trabajado en la ponencia.

El objetivo primordial de estas conclusiones es entregar a las administraciones públicas un documento operativo para mejorar la atención a los enfermos mentales, desarrollar la promoción de la salud mental entre la población, prevenir enfermedades mentales y erradicar el estigma social que va ligado a las personas que padecen algún trastorno mental. Palau ha manifestado que se trata de que las administraciones públicas y sus responsables tengan una hoja de ruta actualizada que permita una nueva visión, más eficaz y eficiente para organizar, coordinar y prestar los servicios de salud mental en las Islas Baleares.

Entre estas conclusiones destaca la delimitación de las competencias en salud mental entre el área sanitaria y el área de Servicios Sociales para establecer mecanismos de coordinación entre ellos, definir un modelo de atención a la salud mental mediante la atención de procesos asistenciales y desarrollar acciones de promoción de la salud y de prevención de enfermedades mentales con la participación de profesionales sanitarios y mediante campañas preventivas, educativas y de sensibilización.

Revisar y actualizar en el 2014 la Estrategia de Salud Mental de las Islas Baleares, de acuerdo con la Estrategia en Salud Mental del Servicio Nacional de Salud, para definir el punto de partida y las necesidades y prioridades que las administraciones deben abordar para garantizar una atención de calidad entre todos aquellos que padecen enfermedades mentales en nuestra comunidad, es otra de las conclusiones que plasma el documento.

La diputada ibicenca ha resaltado la conclusión de considerar el Tercer Sector como pieza imprescindible en la mejora de calidad de vida de las personas que padecen alguna enfermedad mental y garantizar la financiación avanzando hacia un modelo de concertación de servicios.

Sobre la destinación progresiva de más recursos a la salud mental en los presupuestos de la CAIB y el establecimiento de objetivos prioritarios, destaca la elaboración y aplicación de un Plan de Atención Comunitaria que tenga carácter polivalente y preventivo destinado a fomentar la autonomía de las personas con enfermedades mentales y su inserción social y laboral para garantizarles una vida digna, de acuerdo con lo que establece la Ley de Servicios Sociales de las Illes Balears.

Garantizar una cartera de servicios comunes sanitarios y sociales implementando las presentaciones en aquellos lugares que presentan más carencias, incrementar progresivamente los servicios comunitarios y priorizar los servicios de proximidad como la atención domiciliaria, unidades comunitarias de rehabilitación, centros de día, viviendas tuteladas y recursos de integración social son otras de las conclusiones plasmadas en el documento resultado de la ponencia. Asimismo, destacan  la dotación de servicios asistenciales y residenciales para personas con discapacidad intelectual y con trastornos de conducta, mejorar la organización y atención a los drogodependientes y la creación de una unidad de patología dual.

La última conclusión establece la transmisión del documento fruto del trabajo en ponencia al Govern y a los consejos insulares y a la Felib y a todas las entidades y personas que han participado y colaborado en su elaboración.