Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10

Aprobado el decreto sobre historia clínica y derechos y obligaciones de pacientes y profesionales de la salud

Prevé la coordinación de las historias de Atención Primaria, Especializada y hospitalaria

Martes, 13 de marzo de 2012, a las 15:11

Rafael Bengoa, consejero de Sanidad.

Redacción. Vitoria
El Consejo de Gobierno vasco ha aprobado el Decreto sobre Historia Clínica y derechos y obligaciones de pacientes y profesionales de la salud en materia de documentación clínica que regula la historia clínica, entendida como “herramienta fundamental de los profesionales de la salud”.

El objetivo es que “cada persona paciente y usuaria de los servicios sanitarios llegue a existir un soporte único con toda la información que concierne sobre su salud, y con aplicación para todos los centros y servicios sanitarios, públicos y privados, del País Vasco”, ha explicado el Ejecutivo vasco.

El presente Decreto regula el contenido, manejo y uso de la historia clínica y contiene novedades en cuanto al ámbito de aplicación, ya que se prevé la coordinación de las historias de Atención Primaria, Especializada y hospitalaria, incluida la actividad sanitaria llevada a cabo de forma individualizada.

En cuanto al soporte, la historia se puede elaborar en cualquier soporte documental, y preferentemente, en formato electrónico, mientras que en relación a los modelos de informes, existen modelos de informe que están compatibilizados con los existentes en el Sistema Nacional de Salud.

Por otro lado, se limita el acceso a la información a los profesionales sanitarios implicados en la asistencia y, en cuanto a la conservación de la documentación, además de prever el proceso de expurgo de la documentación clínica, esta normativa contempla destruir parte de la información clínica a los 10 años del fallecimiento de una persona.

Asimismo, transcurridos 15 años sin que la historia clínica haya tenido movimientos, se podrá eliminar conforme a lo establecido en el propio Decreto. Este Decreto contempla también de forma pormenorizada los derechos y obligaciones de los pacientes.