Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 09:15

Aprobada la ley de Salud Pública

El resto de grupos destaca el “alto nivel de consenso” que ha habido en su debate

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Vicenç Thomàs, consejero de Salud.

Redacción. Palma
El Parlament balear ha aprobado, con la abstención del PP, la Ley de Salud Pública de Baleares, mediante la cual la protección de este aspecto se configurará como un elemento transversal en las políticas de las administraciones de la comunidad y se llevará a cabo una reforma de esta materia para adaptarla a las nuevas necesidades de la población de las islas.

No obstante, los parlamentarios populares no han dado su voto favorable a la nueva normativa al entender que esta ley es “un fin” para que el Govern “tenga discurso” en el caso de que deban “rendir cuentas” en materia de salud, ha explicado la diputada Aina Castillo, quien, no obstante, ha confiado en que no sea así y que el Ejecutivo “asuma un compromiso de trabajar y desarrolle las actuaciones necesarias”.

El resto de grupos ha agradecido el “alto nivel de consenso” que ha habido en el debate sobre esta ley, así como las enmiendas presentadas por el PP que han conseguido mejorar el texto. En este sentido, durante el pleno de este martes también se han aprobado tres enmiendas más de los populares, que hacían referencia a la trazabilidad, la prevención de la enfermedad y la participación ciudadana en el seguimiento de las políticas.

El PP ha considerado que la normativa “no es una buena ley” puesto que “podía haber sido mucho mejor”, si bien era “muy difícil” subsanarla “vía enmiendas”. Además, Castillo ha entendido que en crisis económica no era el mejor momento para proceder a la creación de la Agencia de Salud Pública, si bien no se ha mostrado en contra de su creación.

El texto pretende crear un antes y un después ya que defiende la necesidad de trabajar en la prevención de las enfermedades y la promoción de la salud. Además, según ha explicado el consejero responsable, Vicenç Thomàs, durante la presentación del entonces proyecto de ley, se “intenta reorientar la visión del sector de la salud y sumar determinantes sociales” como las condiciones laborales o el entorno familiar.