15 nov 2018 | Actualizado: 19:10

“Apostamos por seguir potenciando servicios y ayudas directas frente a la demagogia de las cuotas”

Incluye propuestas como el Defensor del Médico y una plataforma contra el deterioro asistencial en Salamanca

Viernes, 18 de octubre de 2013, a las 15:03

Redacción. Salamanca
“Queremos un Colegio necesario, no obligatorio, y queremos que sea así por la vía de los servicios y las ayudas directas al colegiado. La experiencia nos avala. También sabemos lo que es reducir cuotas, pero prometerlo de forma generalizada es puro desconocimiento y pura demagogia”. Así de tajante se ha mostrado Manuel Gómez Benito durante la presentación del programa de la candidatura a la Junta Directiva del Colegio de Médicos de Salamanca que encabeza.

Manuel Gómez de Benito.

Gómez Benito ha señalado que en base a los logros de los últimos años y junto a un equipo “joven y dinámico”, “nos presentamos porque tenemos ideas y proyectos para hacer más por el Colegio y por el colectivo médico de Salamanca”. Como primera medida, ha destacado el perfil de la candidatura para impulsar un ambicioso programa de formación acreditada, en relación con la Universidad, que incluya actividades tanto de carácter médico como otras habilidades para la práctica asistencial (idiomas, gestión, desarrollo personal, etc.).

Otra novedad será la puesta en marcha del Defensor del Médico como servicio de respuesta inmediata (en un máximo de 24 horas) a los médicos que sufran algún problema (falta de medios, deficiencia en infraestructuras, etc.) que impida el adecuado ejercicio de su profesión.

Contribuir desde la profesión a mejorar la situación de la sanidad local será otra de las prioridades. En este sentido, Santiago Santa Cruz, candidato a la Vicepresidencia, ha explicado que el Colegio creará una “plataforma profesional para impulsar la calidad y el nivel asistencial en Salamanca, que, debido a la crisis, ha sufrido una seria parálisis, incluso retroceso: salida de profesionales, pérdida de pacientes, parón en obras de Hospital, lenta renovación y actualización de tecnología médica, etc. Será un punto crucial de trabajo”.

Nuevos servicios

En el apartado de nuevos servicios, el programa de esta candidatura incluye una Secretaría Técnica gratuita para actividades formativas o científicas (reuniones, talleres, charlas, cursos, jornadas…) de tamaño pequeño-medio, impulsadas por colegiados. Asimismo, se pretende conseguir la implantación total del e-Colegio, sistema de gestión integral que permite resolver electrónicamente los procesos y trámites administrativos tanto a ciudadanos como a colegiados. El 25% de los colegiados salmantinos ya dispone del carné médico electrónico para ello.

La implantación en Salamanca del programa “La salud del MIR”; la elaboración de una guía online de consultas y clínicas, incluida una aplicación móvil, que permita gestión de citas, etc.; así como la incorporación de nuevas coberturas y protecciones para el médico, por ejemplo, ante bajas laborales o situaciones de desempleo o no cotización, son otras medidas que contempla esta candidatura para completar los servicios ofrecidos por el Colegio.

La candidatura encabezada por Gómez Benito también ha presentado en el acto celebrado en el Salón de Actos del Hospital Universitario de Salamanca, un AulaMIR, avalada ya por la experiencia de 208 alumnos formados, con especial atención a colegiados que quieran preparar la especialidad; un portal 2.0 para la promoción y prevención de la salud y un programa de deporte y salud, que incluye running, ciclismo y senderismo.

“No partimos de cero”

Durante la presentación, el equipo de Manuel Gómez Benito ha destacado que no parten de cero, sino que su experiencia está avalada por datos y beneficiarios directos. En este sentido, ha repasado algunas cifras que refrendan su gestión al frente del Colegio los últimos años:

- Participantes físicos en actividades organizadas por el Colegio 2010-2013: 2.144 (no incluye celebraciones ni público no médico)
- Actos/sesiones en el Colegio: 295 actos/sesiones en 2012 (unas 1.100 horas de ocupación de salas)
- Ayudas de protección social (asistenciales, educacionales y dependencia): 50 beneficiarios/mes, año 2012 (221.501 euros)
- Asesoría jurídica: 352 consultas y 41 expedientes, año 2012
- Asesoría fiscal: 250 colegiados atendidos, año 2012
- Traducciones para MIR financiadas 2010-2013: 140
- Pósteres financiados a MIR 2010-2013: 370
- Matrículas bonificadas total o parcial 2010-2013: 794
- Asistencia actos culturales subvencionada total o parcial: 595 
- Residencia de la tercera edad: 50 personas, colegiados o familiares (50 familias), se han beneficiado de sus servicios y descuentos hasta ahora
- Centro de educación infantil: 40 niños hijos o nietos de colegiados (40 familias) se han beneficiado de sus servicios y descuentos hasta ahora
- Desde 2012 becas de formación para apoyo a rotaciones: 56 solicitudes en 2 ediciones. 7 beneficiarios (2.000 euros)
- En 2012-2013 I Ayudas a la Cooperación Internacional: 3 beneficiarios (6.000 euros)
- Premio científico RAMSA de apoyo a la investigación en AP 
- Ayudas para el acceso a la educación infantil para hijos y nietos: 23 beneficiarios en un año

Contra la demagogia y el desconocimiento de las cuotas

Todos estos servicios, según ha explicado Rubén García, candidato a la Secretaría General, se financian principalmente a través de las cuotas trimestrales que abonan los colegiados en activo. Para entender la limitación presupuestaria, García ha recordado que la cuota mínima la marca la Organización Médica Colegial (OMC) y que las aprueba la Asamblea General de colegiados en diciembre en el proyecto de presupuestos del año siguiente. En Salamanca, ha señalado, “se aplica la cuota mínima y prácticamente no ha variado en los últimos cuatro años, a pesar de que el IPC ha subido cerca del 9%”. Es muy importante, ha continuado, que el colegiado tenga claros algunos conceptos como que “casi el 42% de la cuota no va al Colegio, ya que se distribuye entre el sistema de protección social que ampara a todos los colegiados, el consejo general y el consejo autonómico”. De ahí, hay que descontar gastos fijos y de mantenimiento de la actividad del Colegio. Una vez cubiertas todas esas obligaciones colegiales, “se puede hablar de reducción de cuotas, algo por otra parte que ya se ha hecho bajo el mandato de este presidente en alguna legislatura para aquellos compañeros que mediante su vida laboral han demostrado necesitarlo”.