Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

Alrededor del 31 por ciento de los trabajadores no se somete a chequeos médicos periódicamente

Se debe a las largas jornadas laborales unidas al estrés y la ansiedad

Martes, 18 de diciembre de 2012, a las 15:17

Redacción. Las Palmas de Gran Canaria
Alrededor del 31 por ciento de la población canaria trabajadora no se somete a chequeos médicos periódicamente, según el estudio elaborado por Oi2 para conocer cuáles son los problemas de salud laboral más comunes y las medidas que suelen tomar las empresas en este sentido.

Esto se debe a las largas jornadas laborales unidas al estrés y la ansiedad que se padece en el trabajo, así como las posturas forzadas o la exposición a ruidos conllevan problemas de salud "más comunes y graves" de lo que a priori pudiera pensarse.

Así, del 31 por ciento de la población canaria que no se somete a chequeos médicos, el 18 por ciento asegura no hacerlo tenga o no tener algún tipo de síntoma, mientras que el resto (13 por ciento) confiesa que en su puesto de trabajo no se les da la oportunidad de realizarse chequeos de forma periódica.

Por otro lado, otro 39 por ciento asegura recurrir a un profesional sólo si tiene molestias, mientras que el 30 por ciento restante se somete a chequeos médicos de forma periódica con los especialistas que considera "más importantes" como el oftalmólogo, ginecólogo o dentista.

De esta forma, se extrae que una de las causas que influye en el bienestar y la concentración del trabajador es su espacio laboral, sobre lo que se indica que 4 de cada 10 canarios cree que su espacio de trabajo no está debidamente acondicionado; y para el 15 por ciento es poco luminoso, mientras que el 8 por ciento de ellos considera que le falta espacio y otro tanto (8 por ciento) opina que está poco insonorizado.

Además, un 29 por ciento de los trabajadores muestra su descontento con su espacio laboral alegando otras razones.

Respecto a los problemas sufridos por los trabajadores el más común es el dolor de espalda (43 por ciento) seguido del estrés y la ansiedad (20 por ciento) y los dolores de cabeza (17 por ciento). Posteriormente, y con un porcentaje menor, los encuestados declaran tener problemas de visión y audición (12 por ciento) e incluso vértigos y mareos (5 por ciento), y sólo el 3 por ciento restante afirma no padecer ningún problema de salud por razones laborales.