17 nov 2018 | Actualizado: 10:10
Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Redacción. Vitoria

La falta de acuerdo entre Osakidetza y la Diputación alavesa para sacar adelante el primer espacio sociosanitario alavés ha provocado que el centro Abegia del Alto de Uleta (Armentia) haya estado casi dos años vacío.

El centro de Abegia es le primero d eeste tipo en la región

Sin embargo, el pacto al que ambas instituciones llegaron en verano para financiar a medias los 180 euros diarios que cuestan cada una de sus 14 plazas ha hecho posible que esta se convierta, desde este mes, en la primera residencia en la región en la que se abordará de manera integral la reinserción social de personas con enfermedades mentales asociadas al consumo de drogas o alcohol.

Allí, especialistas en enfermedades mentales, auxiliares, enfermeras y monitores abordarán conjuntamente el tratamiento y la integración de usuarios que tienen entre 18 y 65 años.

El diputado general, Xabier Agirre, y la responsable foral de Asuntos Sociales, Covadonga Solaguren, han participado en la inauguración de un centro que , ha dicho Agirre, permite que Álava vuelva a ser “referente estatal en la puesta en marcha de recursos sociales”.

Solaguren, por su parte, destacó la colaboración entre Gobierno vasco y Diputación para que Abegia, especializado en patología dual, sea una realidad. Según dijo, es el exponente de una planificación realizada con “otros ojos” junto a una coordinación interinstitucional para evitar duplicidades o lagunas. “Este tipo de personas ha sufrido muchos fracasos, pero siempre queda un halo de esperanza y siempre es posible encaminar la vida”.

Para ofrecer atención a estos enfermos, el centro cuanta con dos pisos. El primero, destinado a las habitaciones individuales con un espacio más grande para actividades comunes, mientras que la planta baja cuenta con salas de reuniones y música y talleres, está más diseñada para el tratamiento de estas personas.