Redacción Médica
15 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

Al cierre del ejercicio 2011 la deuda sanitaria se situará en torno a los 400 millones

El 29% de las facturas pendientes no imputadas a presupuestos corresponde al Departamento de Sanidad

Lunes, 17 de octubre de 2011, a las 16:06

Mario Garcés, consejero de Hacienda y Administración Pública de Aragón.

Redacción. Zaragoza
El Consejero de Hacienda y Administración Pública, Mario Garcés, ha presentado las conclusiones del informe sobre la situación económico-financiera del sector público de Aragón. La proyección del gasto a 31 de diciembre de 2011 realizada por la Intervención General indica que hay 400 millones de deuda sanitaria no presupuestada y 29 millones de deuda derivada de la prestación de servicios sociales (ayudas a la dependencia).

El monto total de la deuda al cierre del ejercicio 2011 quedará pendiente de aplicar al presupuesto en el organismo autónomo en el entorno de los 400 millones de euros. Esta cifra se obtiene al combinar la proyección de gasto final de 449,7 millones de euros, un déficit presupuestario al cierre de 2010 de 220 millones y 34 millones de la deuda pendiente de los centros sin contrato de gestión y el gasto de aquellas obras que aún no han sido recogidas presupuestariamente. A juicio de la Intervención General, la deuda de los centros sanitarios compromete gravemente la situación económica de la Administración.

Asimismo, la auditoría ha detectado facturas pendientes no imputadas a presupuestos que en el caso de la sanidad representan un 29 por ciento (10,4 millones de euros). En ella hay compromisos como los correspondientes a los programas de Apoyo a la Inmigración o Protección de la Salud, sobre todo en lo tocante a la asistencia sanitaria a pacientes.