Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50
Lunes, 27 de enero de 2014, a las 15:41
Redacción. Madrid
Tanto la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM) como el Sindicato Médico Amyts han celebrado este lunes la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de mantener la suspensión cautelar del proceso de externalización sanitaria. AFEM confía en que la sentencia definitiva vaya en la misma dirección y Amyts ha apuntado que “esta decisión supone el final del proceso” por lo que pide a Ignacio González que retire su plan.

Fátima Brañas y Julián Ezquerra.

En declaraciones a Europa Press una de las portavoces de la asociación, Fátima Brañas, ha reconocido estar “muy contentos porque supone que la suspensión se mantiene hasta que haya una decisión firme”. “Es una buena noticia y satisfacción tanto para los profesionales como para los ciudadanos”, ha señalado.

“Lo celebramos y esperamos que la sentencia definitiva vaya en esta línea”, ha apuntado Brañas, quien ha considerado que los argumentos que utilizó esta misma sala hace unos meses eran “muy sólidos” y estaban “muy bien fundamentados”. “El que no haya aceptado este recurso (el de la Comunidad) es coherente con lo que dijo en su día”, ha sostenido.

Por su parte, el secretario general de Amyts, Julián Ezquerra, ha expresado su satisfacción por la decisión del TSJM de continuar con la suspensión de la externalización para evitar “perjuicios de imposible reparación”. “Es el final de este proceso y para cuando se resuelva el fondo tengo dudas de que continúe el actual Gobierno regional”, ha remarcado.

Ezquerra ha señalado que la sección tercera de la Sala Contencioso Administrativo del TSJM ha estimado la petición de suspensión presentada por Amyts tanto por la “modificación” del pliego de condiciones sobre los avales exigidos a las empresas, así como de la propia adjudicación propuesta por la Consejería de Sanidad.

El secretario general de Amyts ha recordado que el Gobierno de la Comunidad tiene posibilidad de presentar un recurso de reposición en un plazo de cinco días, pero considera “inviable” que pueda prosperar en caso de ser aceptado dado que se trata de la segunda vez que dicha sección se pronuncia a favor de la suspensión. “No tendría sentido”, ha dicho en relación a la posibilidad de que se presente dicho recurso por parte de la Comunidad.