Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10

AFEM lamenta que solo seis hospitales cuenten con unidades geriátricas

Los Hospitales Gregorio Marañón, Clínico, La Paz, Ramón y Cajal, Getafe y la Cruz Roja son las excepciones

Domingo, 23 de febrero de 2014, a las 18:44
Redacción. Madrid
La portavoz de la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM), Fátima Brañas, se lamentó, en declaraciones a Servimedia, de que no todos los hospitales públicos de la Comunidad de Madrid cuenten con Unidades geriátricas y destacó que “sólo seis cuentan con unidades de este tipo como Dios manda”.

Fátima Brañas, de AFEM.

Tras considerar que “lo lógico es que existiesen en todos los hospitales”, citó los centros que sí tienen unidades geriátricas: Gregorio Marañón, Clínico, La Paz, Ramón y Cajal, Getafe y Cruz Roja. Dijo que el centro del sistema sanitario público debe ser el paciente, explicó que la persona mayor es la que más recursos sanitarios consume y consideró que, “a pesar de ello, nuestro obsoleto sistema no se ha adaptado todavía a ese nuevo paciente, que padece muchas enfermedades y consume muchos medicamentos”. Brañas indicó que a este tipo de pacientes “les resolvemos su problema agudo en el hospital, pero tenemos uno mayor, que es que no puede volver a su domicilio porque no puede caminar”. “La geriatría es una especialidad que en los nuevos hospitales está por cuestiones meramente estéticas, para poder decir que hay geriatras”, manifestó.

Asimismo, destacó que el “paciente anciano no viste tanto como comprar un nuevo microscopio de lente helicoidal” y añadió que “si se quiere gestionar mejor la sanidad, tiene que haber un cambio de modelo”. En este sentido, dijo que “nuestro sistema está pensado para el paciente joven que viene y se va a su casa” y señaló que al paciente mayor, "cuando viene, le resolvemos un problema pero se le generan tres, porque, por ejemplo, no puede caminar, se le ha ido la cabecita y no puede volver a su domicilio”. Brañas, que es geriatra, dijo que es necesario “potenciar camas de convalecencia para el anciano” y destacó que es “imprescindible que los servicios sociales y los recursos sanitarios no vayan por caminos paralelos que no se juntan nunca”.