Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 11:15

370 pacientes con cáncer del Infanta Cristina se beneficiarán de la alianza con Puerta de Hierro

Los dos hospitales establecerán procesos clínicos compartidos e integrados

Lunes, 23 de marzo de 2015, a las 19:00
Redacción. Madrid
Al menos 370 pacientes del Hospital Infanta Cristina (Parla) que padecen cáncer de mama, pulmón o colón se beneficiarán de la alianza estratégica con el Hospital Universitario Puerta de Hierro (Majadahonda), con la que  este último hospital completa la cartera de servicios sanitarios del Hospital Infanta Cristina en Oncología Médica, Radioterapia Oncológica, Cirugía Torácica, Cirugía Plástica y Medicina Nuclear.

Maldonado.

Según indica el Gobierno regional, esta alianza que se constituyó a finales del año pasado permite al Infanta Cristina prestar un servicio más amplio y completo a sus pacientes.

El consejero de Sanidad, Javier Maldonado, ha comprobado este lunes el funcionamiento de la Alianza Estratégica firmada entre ambos hospitales que persigue cinco fundamentales: incrementar la eficiencia, mejorar la calidad, optimizar la gestión de recursos y procesos, racionalizar costes y asegurar la equidad.

La alianza va a establecer procesos clínicos compartidos e integrados con el Hospital Puerta de Hierro-Majadahonda, que aumentan la seguridad del paciente y disminuyen la variabilidad de la práctica clínica, que se actualizará de manera permanente de acuerdo a los avances tanto diagnósticos como terapéuticos, manteniendo así la continuidad asistencial del paciente en todo momento.

Por otra parte, esta alianza permite ofertar, de manera inmediata, la inclusión de enfermos en ensayos clínicos que se estén desarrollando en diferentes líneas de tratamiento del cáncer.

A través de esta gestión hábil de recursos humanos y tecnológicos, se ha incrementado la eficiencia de los servicios hospitalarios, donde se está facilitando a cada paciente un plan de tratamiento integral según las características de su enfermedad, y los tiempos de espera se están viendo reducidos.

A su vez, se han rediseñado los procesos asistenciales para reducir aquellas actividades que no generan valor y evitar así duplicidades en el empleo de recursos.