16 nov 2018 | Actualizado: 00:00

100.000 personas sufren una enfermedad renal crónica en Baleares

Es una patología que a un 10 por ciento de la población de la isla

Miércoles, 16 de marzo de 2011, a las 17:32

Redacción. Palma
Aproximadamente el 10 por ciento de la población de Baleares, unas 100.000 personas sufren algún grado de insuficiencia renal crónica y, de ellas, cerca de 1.150 necesitan un tratamiento renal substitutorio, ya sea hemodiálisis o un trasplante.

Vincenç Thomàs, en una visita a un paciente.

Estos datos figuran en la Estrategia de la Enfermedad Renal Crónica de las Islas Baleares que se ha presentado en una Jornada inaugurada por el consejero de Salud y Consumo, Vicenç Thomàs, y el subdirector de Hospitales del Servicio de Salud, Àngel Gómez.

El acto inaugural también han asistido el director general del Ib-Salut, Josep Pomar; el director general de Planificación y Financiación, Juli Fuster; el vicepresidente de la Sociedad Española de Nefrología, Àngel Solís y el secretario de la Sociedad Balear de Medicina Familiar y Comunitaria, Amador Ruíz.

Esta Estrategia tiene el objetivo de abordar una atención integral, coordinada y multidisciplinar de la enfermedad, actualizar los conocimientos, aplicar las nuevas formas de atención más eficientes y evaluar los resultados asistenciales, de cara a incrementar la calidad de vida de las personas que la sufren y de su entorno.

Afecta al envejecimiento

Asimismo, se ha apuntado que se trata de una patología asociada al envejecimiento y, teniendo en cuenta que aumenta la esperanza de vida, está creciendo de forma progresiva el número de personas afectadas, que ya llega al 22 por ciento de las que tienen más de 64 años y al 40 por ciento de las mayores de 80 años.

De este modo, se apunta a que la enfermedad renal crónica está infradiagnosticada y se puede prevenir con hábitos de vida saludables, con el control de la hipertensión arterial, la glucosa y evitando el exceso de peso y el consumo de tabaco.