Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

“Tenemos que seguir defendiendo, sin distinción, la sanidad en España”

La ministra entre los años 2009 y 2010 ha destacado la unión de la sanidad pública y privada como sinónimo de éxito

Jueves, 27 de noviembre de 2014, a las 13:58
Redacción / Imagen: Miguel Fernández de Vega y Cristina Cebrián. Madrid

Trinidad Jiménez durante su intervención.

Para la que fuera titular de la cartera de Sanidad entre el 2009 y el 2011 y actual secretaria de Política Social del PSOE, Trinidad Jiménez, en el país todavía queda mucho por hacer en materia sanitaria, y es por eso que “tenemos que seguir defendiendo, con dignidad y sin distinción, lo que supone para España. La sanidad en mayúsculas, integrada por la pública y la privada”.

España ha alcanzando un nivel de excelencia en sanidad y ha llegado a ser un referente mundial en este ámbito gracias, no solo al trabajo de las autoridades, sino a la labor de todos los profesionales sanitarios y de las sociedades científicas, según la exministra. “Ellos se merecen más este premio”, ha alegado al recibir el galardón que Sanitaria 2000 le ha entregado por ser uno de los diez referentes en el sector sanitario en España en los últimos diez años.

Óscar López, director de publicaciones de Sanitaria 2000, y Trinidad Jiménez, exministra de Sanidad.

Jiménez ha confesado que, a pesar de que ya no se dedica a los temas sanitarios a veces se sorprende a sí misma siguiendo “con especial interés” todos los asuntos que se refieren a este campo, por los que, asegura, los ciudadanos le reconocen más que cuando se dedicó a la política internacional.

Trinidad Jiménez es licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid. Al frente del Ministerio de Sanidad, destaca su coordinación durante la gripe A y el impulso que dio a las políticas en Salud Pública, dos importantes iniciativas con las que contó con el asesoramiento del por aquel entonces secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, también presente en la sala y al que le agradeció la ayuda recibida esos años.