Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

“Ha habido muy poco éxito en evitar nuevos contagios de VIH”

“VIH y sida no son problemas resueltos”, advierte José Alcamí

Viernes, 06 de febrero de 2015, a las 18:22
Marcos Domínguez. Madrid

Los coordinadores del Hibic: José María Arribas, de La Paz, José Alcamí y Josep Mª Gatell.

La percepción actual sobre el VIH es la de un caso de éxito, en el que una enfermedad grave se ha logrado controlar hasta cronificarla. Sin embargo, aún queda mucho por hacer, pues el número de nuevos contagios no ha disminuido durante los últimos 20 o 25 años, según Josep Mª Gatell, jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Clínic y uno de los coordinadores del Hibic, congreso organizado por Gilead y que, en su primera edición, pretende hacer un resumen de los descubrimientos más relevantes sobre la enfermedad en el último año.

“Ha habido muy poco éxito en evitar nuevos contagios”, ha concluido Gatell durante la presentación a los medios del evento, que se celebra en Madrid entre el viernes y el sábado. Para el especialista, el mecanismo más eficaz para solucionar este problema es la identificación de los infectados, pues todavía hay alrededor de un 30 por ciento de personas que tienen el virus y no lo saben.

Dos de los hitos que se tratarán en el Hibic refuerzan esta idea. El primero es la constatación de que las personas con
carga viral indetectable (gracias al tratamiento farmacológico) no transmiten el virus. El segundo, que administrar la terapia adecuada para conseguirlo es beneficioso tanto en términos de salud como económicos.

En este sentido, el coordinador del congreso ha señalado que la terapia actual es sencilla, con combinaciones de medicamentos que se toman en una sola pastilla, y eficaz, pues la media de supervivencia de un enfermo es muy parecida a la de una persona no enferma. Además, se está trabajando en que los pacientes puedan tomar una pastilla cada mes o dos meses en lugar de una diaria o semanal. Sin embargo, Gatell ha advertido de que “hay que mantener la percepción de que se debe seguir trabajando en antirretrovirales”, y pone el ejemplo de los antibióticos, que han dejado de desarrollarse ante la creencia de haber alcanzado un alto nivel, lo que está dejando muchas áreas ‘huérfanas’ de tratamientos.

Desafíos que persisten

A pesar del éxito en el tratamiento de la enfermedad, otro de los coordinadores del Hibic, José Alcamí (director del Laboratorio de Inmunopatología del Sida del Instituto Carlos III), ha considerado que no hay que lanzar las campanas al vuelo. “VIH y sida no son problemas resueltos, y persisten desafíos en el conocimiento”. Reservorios de la infección (células donde se ‘esconde’ el virus), mecanismos en que lo hace y cómo destruye las células.

No obstante, Alcamí saca el lado positivo de estas incógnitas, pues ha permitido profundizar en el conocimiento de las células “y en su funcionamiento interno”. Queda mucho por saber y para alcanzar la curación, pero los hallazgos que hay en el camino alimentan la esperanza.

ENLACES RELACIONADOS

Sanidad lanza una campaña para detectar al 30% de afectados por el VIH sin diagnosticar (23/11/14)