Mesquida firma un convenio con el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales



30 jul 2012. 17.32H
SE LEE EN 2 minutos

Redacción. Palma de Mallorca
La presidenta del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS), Catalina Cirer, y el consejero de Salud, Família y Bienestar Social, Antoni Mesquida, han firmado este lunes el convenio mediante el cual la Consejería destinará más de 11 millones de euros al IMAS para concertar 644 plazas residenciales y de centros de día para personas dependientes de Mallorca.

Ferrando, el consejero Mesquida y Cirer (dcha).

Al acto también ha asistido la directora general de Familia, Bienestar Social y Atención a Personas en Situación Especial, Margarita Ferrando. Este esfuerzo financiero, como reza el texto de la Consejería, asegura el mantenimiento de las plazas concertadas en 2010 a un conjunto de centros de red privada que se construyeron las dos últimas legislaturas.

Mediante este acuerdo, el IMAS asume la gestión de plazas concertadas en nueve residencias y centros de día del ámbito insular (Inca, Santanyí, Montuïri, Manacor, Calvià, Vilafranca, Marratxí, Capdepera i Santa Margalida). En concreto, la inversión recupera el concierto de 614 plazas residenciales y 30 en régimen de centro de día.  Estas plazas se integran así en la Red Pública de Atención a la Dependencia, lo que implica que las plazas serán ocupadas mediante la aprobación del PIA que los profesionales establezcan.

Así, el IMAs asume la administración y gestión de las plazas concertadas; la comprobación, la tramitación y el seguimiento del pago; la administración de las altas y las bajas de los usuarios, así como el seguimiento de la gestión ordinaria de los centros. La Consejería asume la aportación economica necesaria para concertar las plazas.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.