15 dic 2018 | Actualizado: 10:00
La Revista

Hacer las prácticas en Cuidados Paliativos y cambiar la perspectiva vital

Iván Gutiérrez, de 21 años, acaba de terminar cuarto de Medicina en la Universidad Miguel Hernández

Iván Gutiérrez acaba de terminar cuarto de Medicina
Hacer las prácticas en Cuidados Paliativos y cambiar la perspectiva vital
sáb 14 julio 2018. 20.00H
Esther Ortega
Iván Gutiérrez, de 21 años, acaba de terminar cuarto de Medicina en la Universidad Miguel Hernández: "Tengo un hermano que también estudia la carrera y a medida que fui conociéndola a través de él, empezó a llamarme mucho más la atención y me interesó mucho el tema del cerebro. A partir de ahí empecé a investigar mucho acerca de la Neurología y la Psiquiatría y me decanté por la Medicina para poder llegar a ejercer la profesión", se sincera Iván, que tenía una clara vocación desde que estaba en el Instituto. 

El joven, natural de Cox (Alicante), eligió la universidad por cercanía y porque era donde estudiaba su hermano, cuatro años mayor que él. "El primer año de la carrera lo recuerdo duro, noté el cambio mucho pero pude adaptarme bastante bien. El primer cuatrimestre lo recuerdo bastante complicado porque empiezas a ver muchas especialidades y cosas completamente nuevas. Pero te motivan mucho desde el principio los profesores", destaca el joven, contento con la elección de su universidad.

CADÁVERES

Iván siempre ha querido especializarse en Psiquiatría.

Iván siempre ha querido especializarse en Psiquiatría.

"Lo que más me impresionó fue la experiencia de los cadáveres, es algo que al principio impacta pero también te acostumbras rápido. Nada más entrar ya lo ves todo y es como que a los pocos días ya te empiezas a acostumbrar a ello", recuerda Iván, que detalla la acogida en la facultad.

"Cada uno venimos de ciudades distintas y al principio es cierto que cuesta, pero con el paso de los años la verdad es que hay muy buen ambiente y nos ayudamos bastante unos a otros", se alegra el alicantino.

"Segundo lo recuerdo aún más difícil porque son dos asignaturas más y el temario es bastante fuerte porque no llegan a ser especialidades médicas sino que se centran más en Fisiología o Anatomía, por ejemplo, pero son un grado superior a Primero y el paso se hace bastante grande".

Ese curso, Iván ya empezó a rotar. "Mi primera experiencia fue muy heavy pero me vino muy bien, la verdad. Fue en Cuidados Paliativos y empiezas a ver la muerte de otra forma, a cambiar la mentalidad de lo que es o no importante", se sincera el joven, que recuerda esa experiencia como un proceso de aprendizaje.

"Empiezas a hablar con los pacientes, que te cuentan sus historias, su pasado y sus enfermedades y cambia bastante tu perspectiva", explica.

PASIÓN POR LA PSIQUIATRÍA

Para el estudiante, estas prácticas supusieron "replantearse la vida": "Muchas de sus experiencias se me quedaron marcadas, es difícil desconectar pero tienes que ir asumiéndolo", explica Iván, que ha aprobado todo cuarto salvo Digestivo: "pero yo creo que en septiembre la saco", confía.

De todas las aignaturas que ha visto, al estudiante está especialmente contento con Psiquiatría y Neurología, las especialidades con las que siempre ha soñado. "Siempre me han gustado, antes de entrar. De Neurología he llegado a hacer prácticas y estoy buscando para hacer algo de Psiquiatría en verano", narra el alicantino, que está decidido a especializarse en la materia. 

"En verano, sobre todo dentro de la Comunidad Valenciana y, en concreto en Alicante, podemos pedir a la Docencia de los Hospitales la posibilidad de hacer prácticas en verano y no hay problemas. Nos dejan participar bastante, aunque también depende del hospital y del docente que te toque, también del médico responsable que esté contigo", detalla Iván.

COMPAÑERISMO

El joven, que destaca el compañerismo de sus colegas de clase, cree que la organización de la universidad es "bastante buena". "Las prácticas están bien, sobre todo ahora. Al principio, al ser tan poco tiempo, poco provecho le podías sacar. Ahora se ha alargado el tiempo en cada especialidad", explica Iván, que si que echa en falta que "los profesores ayuden y motiven más a la hora de ir a clase o en el estudio: "No abusan de clases magistrales pero tampoco crean un ambiente de interés para que tú vayas a clase y aprendas mucho más. O te ponen algo para que vayas obligado o realmente no vas".

Aunque aún le quedan dos años, Iván ya piensa en el MIR: "Desde que entras en la carrera piensas en él. Yo quiero hacerlo porque tengo un objetivo y quiero cumplirlo. Entiendo que igual voy un poco más presionado porque ya tengo una especialidad que me gusta mucho más que el resto, pero quiero trabajar aquí en España". 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.