15 nov 2018 | Actualizado: 13:35
La Revista

La lista de deberes sanitarios para 2018

OPE, MIR, normativas pendientes, puesta en marcha de estrategias… Esto es todo lo que tiene que pasar este año

La lista de deberes sanitarios para 2018
sáb 06 enero 2018. 20.00H
Redacción
Acabamos de estrenar año, pero eso no es excusa para remolonear y no ponerse inmediatamente manos a la obra. Con resaca navideña o no, toca afrontar retos que quedaron pendientes en 2017 y afinar algunos asuntos que están bastante avanzados, pero no completos. Muchos actores del sector sanitario tienen sus esperanzas puestas en este 2018 y en sus doce meses nuevecitos, en blanco, listos para ser rellenados con hitos que pasen a la Historia de la Sanidad española.

Este es el año de la oferta pública de empleo (OPE) nacional de sanidad. Las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad ya han concretado las fechas de los exámenes que permitirán a más de 110.000 personas hacerse con una plaza fija en nuestro sistema sanitario, disminuyendo así la tasa de temporalidad al ocho por ciento. Aunque la convocatoria se prolongará durante 2019 y el plazo definitivo depende de cada comunidad, las pruebas para las categorías de médico de Familia, Pediatría de Atención Primaria, técnicos superiores de Radiodiagnóstico y técnicos superiores de Laboratorio arrancarán en septiembre, octubre y noviembre de 2018.

En 2018 se celebrarán las primeras pruebas de la OPE nacional de sanidad.

Quienes también se examinarán este año, pero antes, concretamente el 10 de febrero, son los 13.244 aspirantes que han sido admitidos en la convocatoria 2017-2018 de la prueba de acceso a Formación Sanitaria Especializada para médicos internos residentes (MIR). En total, los candidatos se juegan 6.513 plazas. Medicina Familiar y Comunitaria es la especialidad que más vacantes acapara, con un total de 1.810, seguida de Pediatría (423), Anestesiología y Reanimación (329) y Medicina Interna (321). Entre las más demandadas por los médicos, Dermatología –la primera en completar cupo la pasada convocatoria–, cuenta con un total de 88 plazas. Las dos disciplinas que completaron el podio en 2017, Cirugía Plástica y Cardiología, dispondrán de 37 y 166 plazas, respectivamente. En esta convocatoria también hay 1.053 plazas para enfermeros internos residentes (EIR), 245 para farmacéuticos (FIR), 135 para psicólogos (PIR) y un total de 98 para biólogos, químicos y radiofísicos.

FINANCIACIÓN, PACTO Y PRESCRIPCIÓN

Por primera vez, tres décadas después de la aprobación de la Ley General de Sanidad en 1986, España se ha replanteado el sistema de financiación de la sanidad. Este tema fue uno de los protagonistas de la Conferencia de Presidentes celebrada a principios de 2017. Durante la reunión, se acordó la creación de un grupo de trabajo conjunto entre comunidades autónomas y Gobierno central para desarrollar un nuevo modelo que tenga en cuenta la evolución del gasto sanitario y que incluya un mecanismo de análisis del sistema de dependencia. Sin embargo, aunque el comité de expertos encargado de rediseñar la financiación autonómica se puso en marcha y se reunió con premura, todavía no ha entrado en el terreno sanitario y debería hacerlo a corto plazo.
LISTAS DE ESPERA A CERO EN 2018
La sanidad privada tiene un plan de choque para dejar a cero las listas de espera quirúrgica de la pública en 2018: ofrecer sus recursos por una inversión estimada para el Sistema Nacional de Salud (SNS) cercana a los 1.500 millones de euros (un 1,5 por ciento del gasto público en sanidad previsto en 2017 o un mes de gasto farmacéutico en toda España). El Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS) pone a disposición de las administraciones sanitarias más de 2.000 quirófanos, 452 hospitales y cerca de 100.000 profesionales, así como la experiencia acumulada al realizar cada año más de 1,5 millones de intervenciones quirúrgicas, el 30 por ciento de todas las que se llevan a cabo en España. Esta organización defiende que para acabar con las listas de espera en pocos meses habría que incrementar la actividad de su red de hospitales en una media de tres a cuatro operaciones por quirófano y día, algo que consideran “totalmente viable”. Ahora la pelota está en el tejado de la Administración, ¿dará el sí quiero a la privada para acabar con uno de sus mayores problemas?

Otra tarea pendiente es el Pacto por la Sanidad. Aunque el ministerio ha dado pasos en este sentido hacia los profesionales, la industria y los pacientes, los partidos políticos siguen sin ceder para llegar a este gran acuerdo. El pacto dentro del Congreso de los Diputados parece que sigue lejos, pero ¿se logrará este año, al menos, un acuerdo con todos los representantes de los pacientes? El convenio firmado a finales de 2017 entre Sanidad y la Plataforma de Organizaciones de Pacientes ha cosechado críticas porque no ha incluido a todos los actores, como el Foro Español de Pacientes. ¿Veremos a todos unidos en 2018?

Lo que sí está ya programado es el cronograma de la prescripción enfermera. La paz que han firmado médicos y enfermeros se concretará, previsiblemente, el próximo mes de mayo, cuando el Boletín Oficial del Estado (BOE) publique el real decreto. Eso sí, primero tendrá que pasar una decena de filtros: consulta pública, memoria de impacto económico, alegaciones, revisión del Consejo Interterritorial, conclusiones del Consejo de Estado… No obstante, después de 11 años de conflicto, los próximos cinco meses parecerán un camino de rosas. Otra agenda a punto es el de la implantación de las especialidades de Enfermería antes de 2024. De hecho, el Ministerio de Sanidad ha prometido a los sindicatos del Ámbito de Negociación que la prueba para medir las competencias de la especialidad de Enfermería Familiar y Comunitaria será en 2018.

REALES DECRETOS CONGELADOS Y 35 HORAS QUE NO VUELVEN

Varios reales decretos están pendientes de tramitación este año.

Aunque el texto está listo para ser tramitado, el real decreto de homogeneización de baremos en Sanidad no tiene todavía calendario. A pesar de que no hay flecos sueltos, la situación política que se está viviendo Cataluña ha paralizado su formalización. También está en punto muerto el real decreto de gestión clínica, pero por otras razones: el Consejo de Estado recomendó que se desarrollara como desarrollarla como una proposición de ley, pero ha dejado de ser una prioridad para el Gobierno, los médicos y los enfermeros.

Otra norma que no avanza y que se ha convertido en un clásico de las tareas pendientes del sector sanitario es el real decreto de troncalidad. Sanidad cree que es posible aprobar durante este 2018 las áreas de capacitación específica (ACE) menos polémicas, pero la salida de Medicina Interna, que ha decidido oponerse a la reactivación del proyecto, deja en el aire la futura reforma del contenido de la formación MIR.

Por otro lado, a mediados de 2017 el Gobierno levantó el veto que tenía sobre la posibilidad de implantar las 35 horas semanales y prometía estudiar la aplicación de esta medida para 2018 en diferentes sectores, entre los que se encuentra el sanitario. Pero meses después, el Ministerio de Hacienda defendía que esta reducción no se llevará a cabo a corto plazo porque las 37,5 horas actuales son imprescindibles para sostener el sistema. ¿Doce meses son corto, medio o largo plazo? Tiene pinta de que habrá que esperar más de un año para que vuelvan las 35 horas.

ESTRATEGIAS CONTRA LAS AGRESIONES Y LOS ACCIDENTES

Si hay algo que esperan los profesionales sanitarios como agua de mayo es que el interlocutor policial sanitario comience a dar resultados y que el contador de agresiones, que no ha parado de aumentar en los últimos años, se quede a cero en 2018. Varias comunidades ya han implantado esta figura y en los próximos meses veremos cómo su labor contribuye a atender las inquietudes de los profesionales y a detectar puntos negros en los centros de la red asistencial.

La seguridad del personal sanitario es prioritaria para el sector y durante este año también seremos testigos de cómo se materializan los objetivos del Observatorio de Bioseguridad, creado por la Mesa de la Profesión Enfermera en mayo de 2017. Cumpliendo su compromiso, este organismo presentó su primer informe hace un mes, que revela datos contundentes: la mitad de hospitales no tiene bioseguridad y solo el 30 por ciento de los centros de salud tienen este tipo de medidas. Así que ahora toca paliar esta situación y garantizar que los profesionales dejen de estar en peligro.
CITAS CIENTÍFICAS
Hay que reservar hueco en la agenda sanitaria para las citas anuales que organizan las sociedades científicas de nuestro país y sobre las que informa Redacción Médica. Los especialistas españoles han logrado encumbrar sus reuniones entre las más destacadas del mundo.
  • Del 31 de mayo al 2 de junio, en Valencia: Congreso Nacional de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).
  • Del 31 de mayo al 3 de junio, en Palma de Mallorca: Congreso de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ).
  • Del 17 al 20 de octubre, en Palma de Mallorca: Congreso Nacional de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen).
  • Del 21 al 23 de noviembre, en Burgos: Congreso de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).


Otra estrategia crucial y que, previsiblemente, se pondrá en marcha a lo largo de 2018 es la Estrategia de Estado de Medicina de Precisión. En 2017 se pusieron los cimientos para crear un marco estratégico en el entorno del Sistema Nacional de Salud y la ponencia sobre Medicina de Precisión llegará al senado este año. Los especialistas en Oncología y Bioética piden potenciar la secuenciación genómica, pero teniendo en cuenta los aspectos éticos, para mejorar la efectividad de los tratamientos y ofrecer una Medicina realmente personalizada a los pacientes.

AÑO CLAVE PARA LA INDUSTRIA SANITARIA

2018 también va a ser clave para la industria sanitaria. Es el caso del sector de la tecnología médica, cuyo nuevo código ético, desarrollado por la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), ha entrado en vigor este 1 de enero. Se trata de un reglamento que introduce más transparencia en este ámbito y cambia las reglas del juego en las ayudas para la formación de los profesionales. De esta manera, las compañías ya no podrán financiar la formación continuada a profesionales de forma directa, sino que todos los fondos que dediquen para tal fin tendrán que ir destinados a sociedades científicas, instituciones sanitarias y hospitales y otros centros, que serán las que los repartan. Además, toda ayuda y su beneficiario se publicarán en un portal on-line que se habilitará para tal fin.

Fenin y Farmaindustria ya están aplicando sus códigos éticos.

Por otro lado, el sector del medicamento también afronta un momento crucial. Después de que haya quedado resuelto que las transferencias de valor que hacen los laboratorios a los profesionales sanitarios para su formación están libres de tributación, por primera vez, a mediados de año, la industria farmacéutica publicará todas estas ayudas de forma individualizada. De esta manera, culmina la aplicación de la reforma de código ético que aprobó la patronal farmacéutica Farmaindustria hace dos años, y que está respaldada legalmente por un informe de la Agencia de Protección de Datos.

Mientras, la oficina de farmacia celebrará en octubre su cita bianual. Burgos acogerá el 20º Congreso Nacional Farmacéutico, para el que se espera que el Consejo General presente algunas de las propuestas en las que lleva trabajando en los últimos meses y años, como el sistema Nodofarma o la evolución de los servicios asistenciales realizados desde las farmacias.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.