Redacción Médica
20 de octubre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:20
La Revista

Soy médico pero tengo vida: ¿cómo puedo compaginar trabajo y familia?

El teletrabajo o una mayor flexibilidad horaria son claves para avanzar en este reto

Las mujeres presentan más problemas para compaginar la vida laboral y familiar.
Soy médico pero tengo vida: ¿cómo puedo compaginar trabajo y familia?
À. L.
Jueves, 11 de octubre de 2018, a las 18:15
La conciliación de la vida laboral y familiar de los médicos es uno de los grandes desafíos sobre los que están trabajando los Colegios profesionales. Por ello, desde el Colegio de Médicos de Barcelona (CoMB) han elaborado una guía para en la que se recogen toda una serie de propuestas que están encaminadas a conseguir este reto.

Lo primero que proponen desde el Colegio es la elaboración de un Plan de Conciliación que complemente al de Igualdad, que ya está puesto en marcha, y que sirva como marco general para la elaboración del proyecto. En este caso, se trataría de establecer las principales necesidades reales de los profesionales para empezar a trabajar.


El abandono de la cultura del trabajo presencial mejoraría la conciliación de los médicos 


Por ello, el abandono de la cultura del trabajo presencial y la mejora de las condiciones salariales, dos de los temas que más afectan a los médicos, ya que cabe recordar que los sanitarios realizan largas jornadas presenciales y que desde el estallido de la crisis económica han perdido una parte sustancial de su poder adquisitivo –un punto en el que se daría especial atención al pago de las guardias de las mujeres embarazadas, ya que dejan de cobrarlas en caso de no realizarlas-.

Desde el CoMB proponen personalizar las medidas de conciliación, es decir, que cada médico pueda establecer cuáles son sus prioridades: horarios, teletrabajo, flexibilidad en las consultas… Toda una serie de derechos que se podrían ir estudiando poco a poco y que mejorarían sustancialmente el ratio de conciliación.

EL PROBLEMA DE LOS CONTRATOS

Uno de los temas que más negativamente afectan a los profesionales médicos son las malas prácticas contractuales, con especial mención a la temporalidad, son uno de los aspectos a corregir para lograr el reto de la conciliación. Si los contratos fueran más estables y la mayoría de ellos fijos, los médicos podrían organizar mejor su tiempo y dedicar más horas a su familia.

En este sentido, desde el Colegio apuntan que sería importante un cambio en los horarios de los centros de Atención 
Primaria. "El personal atiende consulta que muchas veces no son médicas y otras, que aunque lo sean, se podrían solucionar sin supervisión de un médico". Por ello, afirman que los centros podrían racionalizar el número de obras que hacen, fomentando otro tipo de prácticas como pueden ser el teletrabajo.

UN RETO DE GÉNERO

Lo cierto es que a pesar de las políticas y planes de género impulsados en los últimos años, las mujeres siguen siendo mayoría en cuanto a llevar el peso de la casa. Un 68,2 por ciento asegura haber dejado de realizar actividades de ocio y

Los hombres mayores de 65 años ocupan todas las jefaturas de Servicio del ICS


 deportivas y un 39,6 por ciento no puede dedicar todo el tiempo y atención que le gustaría a la educación de sus hijos. Todo ello como resultado de los problemas de conciliación laboral.

Por el contrario, la misma estadística también demuestra que los hombres siguen ocupando el 80 por ciento de las jefaturas de Servicio de la mayoría de centros del Instituto Catalán de la Salud (ICS). Es más, los médicos mayores de 65 años tienen el total de este tipo de puestos en su rango de edad, una cifra que va descendiendo poco a poco hasta el 80 por ciento en en el rango de 45 a 49 años.

Estos datos demuestran que la conciliación entre hombres y mujeres todavía está muy lejos de alcanzarse y que ellas siguen llevando el peso de los hogares al mismo tiempo que se hacen un hueco en la carrera laboral, una posición que alcanzan con maypor facilidad los hombres.