La odisea de las médicas embarazadas en la 'Era Covid'

Durante la crisis sanitaria se ha cambiado de criterios para la adaptación de sus puestos

Desde CESM advierten que no hay "riesgo cero" para las médicas embarazadas.
La odisea de las médicas embarazadas en la 'Era Covid'
jue 17 septiembre 2020. 16.50H
Las médicas embarazadas nunca han tenido facilidades para adaptar su puesto de trabajo para esquivar riesgos biológicos asociados a su actividad. Con la llegada de la crisis del coronavirus Covid-19, esta situación se ha agravado, según denuncia María José Campillo, médica de Familia y tesorera de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM).

"Normalmente, en la era pre-Covid, las médicas hasta la semana 32 no podíamos acogernos al riesgo de embarazo", explica Campillo, que señala la "discriminación" sufrida respecto a otras categorías profesionales, que pueden solicitar antes la adaptación del puesto de trabajo. "Ya había dificultades, por ejemplo en el 061, que todos son guardias, tenían que mandarlas al centro de salud. En los servicios hospitalarios tampoco podrían hacer guardias, por lo que era un agravante para el servicio, puesto que no se cubrían dichas guardias y las asumían los compañeros", relata la responsable de CESM.

Campillo también destaca las "situaciones surrealistas" que tienen que vivir las médicas embarazadas. "Un día llega Prevención de Riesgos Laborales y dice que no pueden estar en contacto con pacientes sin diagnosticar por todo el riesgo biológico que supone. ¿Dónde puede trabajar un médico con todos los pacientes diagnosticados? Es muy difícil porque nosotros nos dedicamos al diagnóstico", resalta la tesorera de CESM, que también advierte de las diferencias entre CCAA sobre el prorrateo de las guardias.

Cambio de protocolos


"Llega la Era Covid y todos los vulnerables, entre ellos las embarazadas, a casa", explica Campillo, quien confiaba en medidas intermedias como la asistencia telefónica a pacientes con coronavirus, "lo que supone una gran parte de la actividad". Al finalizar el Estado de Alarma, relata Campillo, "se dan cuenta de que les faltan médicos y la vulnerabilidad cambia: no se manda a ninguno a casa, sino a circuito no Covid", denuncia.

"El problema aquí es que el riesgo cero no existe porque hay un porcentaje importante de e de pacientes asintomáticos y no sabes qué paciente es Covid y cuál no", lamenta Campillo.

Según los datos que maneja la Sociedad de Neonatología, señala Campillo, no hay problemas para las embarazadas, "pero la muestra es pequeña y está hecha a corto plazo; pero al 100 por 100 no tenemos seguridad de que no haya afectación al feto", recuerda la médica.

Dificultades en Andalucía


Hace unos días, el sindicato médico de Málaga hacía hincapié en que "es existente y manifiesta la preocupación por el riesgo biológico al que puedan encontrarse expuestas las trabajadoras embarazadas. Sin embargo, tras la finalización del estado de alarma, ha habido un cambio respecto a la consideración del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) en la resolución de la semana del riesgo de embarazo, expidiendo certificados negativos a embarazadas en el primer y segundo trimestre de gestación (recomendándosele por escrito que reinicie dicha solicitud en la semana 22 o 28)".

Debido a ello, el Sindicato Médico y las trabajadoras se ve en la necesidad de remitir la resolución del problema a los equipos de vigilancia de la salud (frecuentemente desbordados asimismo, por las valoraciones y seguimientos en esta situación de pandemia), para que la embarazada solicite "adaptación al puesto de trabajo" y se valore la vulnerabilidad y el riesgo.

"Esta adaptación al puesto en las actuales circunstancias también requiere un trámite burocrático y de demora en el tiempo que provoca un aumento del riesgo por exposición", exponen los representantes de los profesionales. Por ello, el Sindicato Médico, además de remitir escritos sucesivamente a la Delegación Territorial del INSS en Málaga, ha puesto en conocimiento a la Dirección General de Profesionales la situación de embarazadas sanitarias en el estado de pandemia actual por coronavirus SARS CoV 2.

"Hemos obtenido respuesta por escrito de la Dirección General, en la que se recuerdan los procedimientos y protocolos habilitados para estos casos, y compartiendo nuestra preocupación ha dado traslado a la subdirección de Inspección de Servicios Sanitarios para que contacte con las Direcciones Territoriales del INSS para informar de dicha situación y se agilicen los trámites, así como reconociendo que el teletrabajo sigue siendo una opción utilizada en gran medida, siempre que sea compatible con la actividad profesional", informa.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.