Guía del novato: ¿Cómo estudiar Medicina y no morir en el intento?

El CEEM ayuda con un manual de instrucciones a los futuros estudiantes de esta carrera para no fracasar en esta aventura

Estudiantes en una biblioteca.
Guía del novato: ¿Cómo estudiar Medicina y no morir en el intento?
vie 26 octubre 2018. 09.10H
Redacción
Estudiar Medicina no es una tarea fácil. Obvio. Es por eso que desde el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) siempre se ha intentado ayudar a los alumnos más ‘novatos’ a través de la “Guía del novato: ¿Cómo estudiar medicina sin morir en el intento?”.

Aquí se recopilan desde consejos para superar los temidos exámenes tipo test, hasta una lista de recursos online para completar y repasar asignaturas de la carrera, pasando por consejos para planificar el estudio y evitar así situaciones de estrés y desasosiego, que pueden acabar con la paciencia de los estudiantes.

Aun así, el primer consejo que recoge esta guía y que se debe de tener en cuenta de forma clara es el siguiente: “Relájate, pues empieza lo bueno: la vida universitaria. Aprovéchala al máximo, haz amigos, aprende cosas nuevas, disfruta, enamórate, sal de fiesta, estudia… el mundo a tus pies, querido novato”. A partir de aquí estos son algunos de los consejos que recoge esta guía. 


La Guía del novato del CEEM explica con detalle las claves que deben seguir los estudiantes de Medicina

El temible examen tipo test


Al llegar a la carrera de Medicina te vas a enfrentar a un tipo de examen que, muy probablemente, te sea totalmente desconocido. Hablamos, como no, del examen tipo test. Desde los primeros exámenes hasta el ahora lejano examen de Acceso al MIR, esta modalidad de evaluación va a ser tu compañera inseparable.

Pero, ¿qué es un examen tipo test? Aunque la respuesta parece, a priori, muy obvia (es un examen donde se nos dan un cierto número de opciones para responder a cada pregunta, de las cuáles una o varias pueden ser la respuesta válida). Hay una serie de características que definen a estos exámenes:

¿El test resta?

Debes de saber que en muchos casos, fallar al resolver una pregunta no sólo implica no sumar un acierto, sino que además te restará de la puntuación total. Generalmente, en un test la penalización será de 1/(n-1), siendo n el número de opciones. Por ejemplo, en un test con cinco posibles respuestas, cada fallo restaría 0’25 puntos. No obstante, esto no es una regla universal y en algunos exámenes se puede aplicar una norma diferente (por ejemplo, en el MIR se emplea la fórmula 1/(n-2)).

Cuando los fallos penalizan, diferentes métodos de preparación de tipo test recomiendan arriesgarse cuando dudes entre n-2 opciones, pero en estos exámenes responder “a boleo” sin tener ni idea es, definitivamente, una mala idea. ¡Pero no todo son malas noticias! Recuerda que no todos los test restarán y en algunos no habrá penalización por responder mal, con lo que en estos, responde a todas las preguntas.

Sobreviviendo a las épocas de exámenes


Justo acabas de empezar la universidad, sin embargo, ya sabes cuál es el significado de la expresión estudiar duro. Existen muchas estrategias para estudiar con resultados distintos reflejados en la nota, que te resumimos aquí, para que las adaptes a tu modo de ser:

Estudio concentrado: no nos vamos a engañar. Todos hemos estudiado alguna vez de esta manera: dejarlo todo para el final. En unos pocos días, empacharnos de todo el temario que nos entra para el examen. Reservar tardes, noches (incluso madrugadas) al estudio, respetando poco los tiempos de descanso que deberíamos tener. Al final es probable que apruebes el examen por los pelos.

Es muy importante que conozcas cómo funciona tu facultad de Medicina desde el principio



Estudio planificado: te ofrecemos esta alternativa frente al estudio concentrado. La idea no es ofrecerte un plan que tengas que aplicar a rajatabla, sino consejos para que tú te organices de una manera más efectiva. Es muy importante que conozcas cómo funciona tu facultad desde el principio: si vas a tener parciales, sin va a ser un único examen a final de período, si los exámenes van a eliminar materia… según cómo se organicen tus asignaturas, deberás organizarte tú.

¿Cuándo estudiar?


La respuesta a esta pregunta es: cuando te venga bien. Hay gente que estudia por la tarde y se relaja por la noche y hay gente que justo al contrario. Lo idóneo es que amoldes la sesión de estudio a tus actividades: deportes, ratos de descanso, relaciones interpersonales… siempre teniendo en cuenta la curva de rendimiento, es decir: realizar las actividades en el momento en el que el estudio ya no sea eficaz.

¿Cómo me organizo?


Efectivamente, el estudio planificado tiene como limitación que requiere constancia por tu parte, sin embargo piénsalo un momento: estudiando un poco cada día, evitarás agobiarte la última semana estudiando muchísimas horas cada día, y preocuparte por saber si vais a poder estudiar todo el temario. Por eso nuestro mejor consejo es que priorices.

¿Cómo estudio?


La respuesta a esta pregunta puede ser obvia, pero no lo es. ¿Conoces el cono del aprendizaje de Dale? En ella debe basarse tu metodología de estudio. A grandes rasgos viene a defender la teoría de “cuanto más te 16La guía del novato: ¿Cómo estudiar medicina sin morir en el intento? impliques en tu proceso de aprendizaje, más aprenderás”. Los resúmenes, el estudio grupal, y la actitud también son claves en conseguir el éxito.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.