La Revista

Un residente realiza un listado con 9 razones para presentarse al examen y 3 motivos por los que no hacerlo

Desde el sueldo a la especialización: pros y contras de realizar el EIR


06 sep 2021. 15.00H
SE LEE EN 3 minutos
¿Presentarse a la próxima convocatoria del examen EIR o no? Para sacarte de dudas, un residente durante los años 2018-2020 y actual especialista de Enfermería Familiar y Comunitaria ha decidido realizar un listado sobre todos los pros y contras del EIR en su cuenta de Instagram Eiryopenfermera. Entre las razones por las que presentarse al examen es una buena opción destaca "tener empleo estable durante dos años y la especialización". Mientras que en la lista de contras prima "el salario".

"Los ratios de opositor-plaza no son los mejores, pero en los últimos años han ido mejorado". Es una de las primeras razones que proporciona a los futuros residentes seguida de "la calidad de la formación, acceso al doctorado o facilidad a la hora de coger vacaciones".


Pros para presentarse al examen EIR


  • Los ratios opositor/plaza no son las mejores, pero en los últimos años han ido mejorando.
  • Empleo estable durante 2 años.
  • Calidad de la formación: Si tienes claro que quieres especializarte en un campo en concreto, la formación que te proporciona el EIR es la mejor que puedas encontrar actualmente.
  • Acceso al doctorado: tras terminar los 2 años del EIR, puedes acceder a un doctorado, de modo que equivale en este sentido a tener un máster oficial.
  • Gran entrenamiento para sacar plaza OPE. Quién es capaz de superar un examen tan difícil como el EIR, suele adquirir unos hábitos y técnicas de estudio que por regla general le suelen llevar a conseguir su plaza OPE antes que un opositor que no ha adquirido previamente estas habilidades.
  • Te especializas en un campo concreto.
  • Muchas más facilidades para cogerte vacaciones que si estuvieras trabajando cubriendo sustituciones.
  • Más posibilidades de poder trabajar en un futuro dentro del campo de tu especialidad. Esto depende de la especialidad elegida y del reconocimiento que oferte cada servicio de salud, pero no cabe duda que siempre es un plus.
  • Una vez terminados los 2 años de formación, podrás presentarte tanto a OPES de cuidados generales como OPES de especialista (aunque depende de la especialidad ya que a día de hoy Comunitaria y Geriatría son las que van por la cola).

Contras para presentarse al examen EIR


  • Sueldo entre 1.000 y 1.500 euros (dependiendo de la CCAA, de la retención, de las horas de guardia y de si eres R1 o R2).
  • Puede que en la especialidad elegida esté poco desarrollada en el servicio de salud donde te gustaría poder trabajar en un futuro, con lo cual puede que volvieses a trabajar como enfermera de cuidados generales.
  • En determinadas OPES y bolsas de empleo el tiempo trabajado como EIR no cuenta o si cuenta, suele contar menos que si ese tiempo lo hubieses trabajado como enfermera generalista. Asimismo, la formación EIR de 2 años, en ocasiones se llega a puntuar igual que cualquier curso online, máster o experto no oficial.
Entre los tres contras que destaca el enfermero en su Instagram, el más compartido por compañeros que también se encuentran actualmente en plena formación es el salario. "Mi sueldo no ha llegado a 1.000 en dos año de EIR. Ojalá mejoren condiciones para los EIR", escribía un sanitario al respecto. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.