La Revista

El cirujano Juan José Segura-Sampedro, del Hospital Son Espases, explica su interés por investigar el 'balconing'

El médico que estudia los efectos del 'balconing' sobre la atención clínica
Juan José Segura-Sampedro.


24 jun 2022. 11.00H
SE LEE EN 7 minutos
Primer verano con casi total normalidad en más de dos años desde el estallido de la pandemia de Covid-19 en España. Baleares se prepara para una temporada de verano como la de 2019 y años anteriores, donde su población se duplica o incluso triplica en comparación con la que hay el resto del año. Vuelve el turismo a las islas en su máximo esplendor, pero también el turismo de excesos y el 'balconing', que fue la causa de la muerte de un hombre a mediados de mayo, el primero de 2022.

A pesar de los casos que se registran cada verano, el 'balconing' es un fenómeno poco estudiado. El único que lo ha investigado es el cirujano Juan José Segura-Sampedro, del Hospital Son Espases, que se interesó en esta práctica para saber más sobre él y mejorar la atención a los pacientes que lo realizan. En 2017, un equipo de especialistas de su unidad, el Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo, presentó el trabajo 'Balconing': Una locura inducida por el alcohol' y Segura fue reconocido por Reino Unido con la Medalla de la Orden del Imperio Británico por su labor de investigación y prevención contra los traumatismos relacionados con el consumo de alcohol.

Segura asegura que en "el 97 por ciento de los casos se registra un consumo de alcohol elevado". Por ello, defiende limitar la disponibilidad de alcohol, además de las campañas de prevención, para reducir los casos. No obstante, afirma que "el turismo de excesos aumenta la presión sobre la sanidad balear", que a diferencia de la península registra un aumento de las urgencias en el periodo estival.

¿Por qué ese interés por investigar el 'balconing'?

Porque es una etología prevalente en nuestro medio, en Baleares. Nos dimos cuenta que teníamos muchos casos que compartían una serie de características comunes, que era un tipo de precipitado que no se podía estudiar porque no había nada recogido en la literatura. En la literatura médica aparecen precipitados de origen autolítico, precipitados de origen por accidente doméstico, pero no aparece este tipo de precipitado. Nuestra intención fue identificar qué tipo de lesiones son más frecuentes, qué población lo sufre y qué factores de riesgo tiene, todo encaminado a saber más de este fenómeno y mejorar la atención.

¿Cuál era su pretensión con el estudio?

Conocer qué tipo de paciente suele llegar a sufrir esto, identificar factores de riesgo de cara a una posible prevención, identificar las lesiones que sufren de cara a atajarlas lo antes posible y ponerles remedio.

¿Cómo puede ayudar su trabajo a los médicos?

Creo que ya nos podemos dar un canto en los dientes con lo que hemos conseguido. El hecho de que consiguiéramos identificar con significancia estadística al alcohol como principal factor de riesgo ha hecho que distintos organismos políticos modifiquen la normativa limitando el consumo de alcohol con el objetivo de disminuir este tipo de accidentados.

También hemos conseguido identificar de forma clara un grupo de población determinado, de países concretos y demás que nos está permitiendo saber a quién dirigir específicamente las campañas de prevención. El estudio identifica cuáles son las lesiones más frecuentes en accidentados con politraumatismos, que varían un poco respecto a otros tipos de precipitados, pero de momento no se ha modificado el protocolo de actuación que tenemos.

¿Cree que es un problema endémico de Baleares?

Es muy frecuente en Baleares. Es cierto que como somos los únicos que lo reportamos no sabemos si existen otras zonas con el mismo problema. En los medios de comunicación, de vez en cuando, se reporta algún caso en la costa catalana o en la costa mediterránea de Andalucía. En prensa aparecen muchos casos que se tildan de 'balconing', pero no lo son. No te sabría decir si es podemos decir que es endémico aquí o está en más zonas.

¿Es el 'balconing' una consecuencia de un problema de salud, como el consumo de alcohol o drogas?

Lo vemos muy muy relacionado y lo comparamos con los accidentes de tráfico. Es decir, existen accidentes de tráfico que no se relacionan con el consumo de alcohol, pero es innegable que el consumo de alcohol aumenta su incidencia de una forma radical. Aquí pasa lo mismo, en la gran mayoría de casos que hemos tenido, prácticamente un 97 por ciento, se detectó un consumo de alcohol elevado. De ahí que todas las medidas que hemos defendido y que promovemos van muy dirigidas a limitar el consumo de alcohol porque pensamos que una vez consigamos limitar ese consumo de alcohol, el número de casos debería bajar de una forma radical.

¿Cuál es el perfil de las personas que hacen 'balconing'?

Son varones, la gran mayoría son turistas que vienen aquí en verano, y, la gran mayoría también, del norte de Europa con especial prevalencia en Reino Unido e Irlanda.

¿Qué secuelas enfrenta una víctima del 'balconing'?

Las principales secuelas son las relacionadas con el traumatismo craoncefálico y con la lesión de médula espinal. De hecho, aunque los casos que atendemos en el hospital suelen sobrevivir, se enfrentan a secuelas neurológicas importantes.

¿Implica el turismo de excesos una saturación de la sanidad balear en verano?

No sabría decir si el turismo de excesos es el responsable de la saturación. Creo que no es tanto el turismo de excesos como el propio turismo. Baleares duplica o triplica su población durante el verano. El hecho de que haya diez o quince casos de 'balconing' en verano no cambia la atención, no llega a tanto, pero sí es cierto que todo el exceso de población que sufre Baleares se nota durante las guardias de verano. En la gran mayoría de la península llega el verano y disminuyen las urgencias y las guardias son más tranquilas, pero aquí pasa lo contrario.

El 'balconing' no deja de ser un poquito la punta de iceberg de todo un fenómeno que viene detrás, que implica accidentes, atropellos, comas etílicos y demás. No da como para colapsar la sanidad ni nada por el estilo, pero sí es cierto que todo este tipo de patologías suponen aumentar la presión sobre la sanidad balear.

¿Cómo se puede prevenir desde la Conselleria de Salut y el Govern?

Creo que ya se está haciendo: las campañas de prevención, los cambios de normativa que limitan el consumo de alcohol, limitar la venta de alcohol a unas horas concretas, prohibir los todo incluido... Todo lo que va enfocado a medidas de prevención tanto de información como de normativa que limiten la disponibilidad del consumo de alcohol creo que son positivas. Tenemos que esperar y ver si este tipo de medidas van consiguiendo bajar el número de casos. No sé si serán suficientes porque hasta ahora habían empezado a bajar el número de casos, después vino la pandemia y ahora mismo no tenemos datos para decir si los esfuerzos que se han hecho han sido efectivos o no.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.