20 de noviembre de 2017 | Actualizado: Lunes a las 21:50

Los médicos intercambian los diagnósticos y las partituras

Así es Ars Médica, la orquesta formada por profesionales sanitarios del Colegio de Médicos de Barcelona
Los médicos intercambian los diagnósticos y las partituras
Imagen de la orquesta de médicos.
Olga Rodríguez
Comparte este artículo
Sábado, 17 de junio de 2017, a las 20:00
¿Qué tienen en común la Medicina y la música? “Pues la verdad, es difícil de responder. Una cosa es ciencia y la otra es música, pero es curioso que a muchos médicos les guste la música e incluso que algunos compositores eran médicos”. Aunque la conexión entre la profesión médica y la pasión musical no parece estar muy clara, Santiago Rosales, presidente de Ars Médica, la orquesta del Colegio de Médicos de Barcelona, explica a LA REVISTA de Redacción Médica en qué consiste este proyecto.

Ars Médica nació en 1985 por la voluntad de dos médicos que formaban parte de Ars Musike, “una orquesta de aficionados en la que habían tocado personas con cierta relevancia, como Jordi Savall”. El Colegio de Médicos de Barcelona decidió desde el principio apostar por la formación musical y “les ofreció un local para ensayar. Ese mismo año hicieron su primer concierto”. Ha pasado algún tiempo y actualmente 40 personas integran Ars Médica. “Veinte miembros de la orquesta tienen actividad profesional en el área sanitaria: dos enfermeras, un psicólogo, un musicoterapeuta, trece médicos, un estudiante de Medicina y dos profesionales en el entorno de la salud”.

Y es que la orquesta del Colegio de Médicos de Barcelona tiene abiertas sus puertas, “siempre y cuando tengas un mínimo de capacidad de utilizar el instrumento”. Además, se enriquece con la pasión musical de personas de otras profesiones y no sólo con médicos. Otro requisito imprescindible es comprometerse dos horas a la semana. Ars Médica ensaya cada miércoles de 20 a 22h en la sede de la institución colegial. Según Rosales, “es un día fijo y todo el mundo se ha organizado para tener ese día dedicado a la orquesta”. “Teniendo este mínimo y mucha ilusión, nada es complicado”, asegura el presidente.

PRUEBA DE ACCESO

Alfons Reverté, director de Ars Médica.


Para formar parte de este grupo, “el director hace una prueba que consiste en tocar la pieza que más te guste. No es un examen, es una prueba para definir el nivel musical”. Sobre el director, el presidente asegura que se trata de una persona “muy inteligente que sabe manejar muy bien el hecho de trabajar con aficionados, lo cual nos satisface”.

La orquesta ha pasado por distintas épocas, “como todas las iniciativas”, y ha contado con la dirección de distintos perfiles. Actualmente, el director de Ars Médica es Alfons Reverté Casas, un director profesional y miembro, como clarinetista, de la Orquesta Sinfónica de Barcelona y Nacional de Cataluña.

Rosales también destaca las piezas que interpreta Ars Médica, entre ellas  la opera The Fairy Queen, de Purcell, “en colaboración con un grupo de ópera también amateur”;  la 7ª sinfonía y la Fantasia Coral, ambas de Beethoven, “con la colaboración de otra orquesta también amateur”; y el pasado 13 de mayo, en el Mozarteum de Salzburgo, el Divertimento nº10, KV 247 y el concierto para tres pianos Lodron Konzert, KV 242, ambos de Mozart.

WORLD DOCTORS ORCHESTRA

Santiago Rosales, presidente de Ars Médica.

Ars Médica no es la única orquesta formada por médicos que existe en el mundo. De hecho, el mismo Rosales ha participado en conciertos de la World Doctors Orchestra (WDO). Se trata de una formación musical integrada por más de 1.000 médicos de todo el mundo. “Hay gente de Australia, de Estados Unidos, de China, Sudáfrica”, relata el presidente de Ars Médica.

La logística es algo complicado para WDO que realiza tres conciertos al año. Según comenta Santiago Rosales, “en cada concierto tocan unos 60 o 100 miembros que han sido seleccionados según las necesidades de la orquesta”. Después, “una vez te han seleccionado, unos meses antes del concierto recibes en tu casa las partituras y te preparas por tu cuenta”. El nivel de la WDO es algo más alto, “no hace falta ser un gran solista pero tienes que saber leer música, manejarte con cierta facilidad con las partituras”.

DOS CONCIERTOS EN CATALUÑA
La WDO dará dos conciertos en Cataluña el próximo mes de octubre. Esta vez será la primera de la formación musical integrada por médicos en España. El primer concierto tendrá lugar el 7 de octubre en el Auditorio de Girona y el segundo, al día siguiente en el Auditorio de Barcelona. Además, como todas las actuaciones que ofrece la WDO alrededor del mundo, serán dos conciertos benéficos. La recaudación irá destinada al grupo Ágata (Asociación Catalana de Mujeres Afectadas por Cáncer de Mama) y a la Unidad de Investigación en Medicina Oncológica Molecular y Translacional del Instituto de Investigación August Pi i Sunyer (Idibaps), vinculada al hospital Clínic. En Girona, las entidades beneficiadas serán Oncolliga, Asociación Española Contra el Cáncer – Cataluña contra el Cáncer y el Instituto de Investigación IdibGI.







UN CONGRESO MÉDICO CON ENSAYOS MUSICALES

Santiago Rosales describe la experiencia de tocar con la WDO como “pura emoción, tocar el cielo con las manos”. Según explica el presidente de Ars Médica, la semana del concierto “sucede algo parecido a un congreso médico, pero en lugar de conferencias, hay ensayos de música”. Durante el ensayo de la orquesta mundial de médicos, los músicos se reúnen mañana y tarde para perfeccionar su ejecución antes de la actuación. “Es una sensación muy especial, participar en obras importantes sin ser músico, participar con solistas que suelen ser muy buenos, es una experiencia muy especial”.