Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10
Autonomías > C. Valenciana

Reducir las recaídas, reto en el tratamiento de la depresión

Un 60% de los pacientes que ha sufrido un episodio depresivo presenta al menos una recurrencia a lo largo de su vida.

Llanos Conesa Burguet, presidenta de la Sociedad de Psiquiatría de la Comunidad Valenciana.
Reducir las recaídas, reto en el tratamiento de la depresión
Redacción
Miércoles, 18 de mayo de 2016, a las 12:20
Resulta crucial para el tratamiento de la depresión la existencia de un diagnóstico temprano que permita instaurar cuanto antes el tratamiento a medida de cada paciente con el fin último de evitar recaídas y lograr su recuperación funcional. Las recaídas, frecuentes en esta enfermedad, representan también uno de los principales retos para el correcto abordaje. Los datos señalan que cada episodio depresivo incrementa la probabilidad de una recurrencia posterior. Aproximadamente, un 60% de los pacientes que ha sufrido un episodio depresivo presenta al menos una recurrencia a lo largo de su vida.

Para Llanos Conesa Burguet, presidenta de la Sociedad de Psiquiatría de la Comunidad Valenciana, “la depresión tiene un elevado índice de recaídas, y un alto porcentaje de cronicidad. Pero existe otro porcentaje de pacientes que no recaen, con un adecuado tratamiento y control del estrés ambiental”. Según un estudio de ESEMeD, la prevalencia de la depresión en España es inferior a la de otros países europeos, con una prevalencia-vida del episodio depresivo del 10,6% y una prevalencia-año del 4%, aunque una de las características más notables es que presenta una edad de inicio más temprano y altas tasas de comorbilidad y cronicidad.

Esta enfermedad cuenta todavía con una elevada tasa de infradiagnóstico -en torno al 50% según estudios internacionales- y, por tanto, muchos pacientes no están tratados adecuadamente, lo que contrasta con el hecho de que el consumo de antidepresivos se haya triplicado en los últimos diez años en nuestro país. Para Conesa, “muchos pacientes que padecen depresión tardan en acudir al médico y tener un tratamiento, sobre todo por desconocimiento”.

Alcanzar la remisión y minimizar los efectos adversos -y, en consecuencia, reducir las recaídas- sigue representando un reto en el tratamiento de la depresión, que encuentra en la falta de adherencia terapéutica uno de los principales desafíos para el correcto abordaje de la patología. Según los estudios, hasta el 40% de los pacientes con depresión abandona el tratamiento en el primer mes y el 60% de los que continúan lo abandona a lo largo de los seis primeros meses. Aún más, el 15% no llega nunca a iniciar el tratamiento y muchos de ellos no informan a su médico del abandono.