Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 13:30
Autonomías > C. Valenciana

Puig anuncia un decreto que regule el uso y distribución de desfibriladores

El presidente autonómico también ha destacado la eficiencia en la gestión sanitaria

El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, durante una intervención parlamentaria.
Puig anuncia un decreto que regule el uso y distribución de desfibriladores
Redacción
Jueves, 23 de febrero de 2017, a las 13:10
El Consell de la Generalitat Valenciana aprobará en los próximos días un decreto para regular el uso y la distribución de desfibriladores para que la región sea este año "una comunidad cardioprotegida". Así lo ha anunciado el presidente autonómico, Ximo Puig, en el Parlamento, donde ha asegurado que la sanidad valenciana "está mejor que hace 20 meses y seguro que peor que dentro de unos años" porque el Gobierno regional va a conseguir que sea "de verdad una sanidad pública, de calidad y para todos, sin discriminación por razón alguna".

El mandatario autonómico se ha pronunciado en estos términos en las Corts ante la pregunta del portavoz de Ciudadanos, Alexis Marí, que ha interpelado por el estado de la sanidad pública valenciana y ha asegurado que la gestión en este ámbito no puede calificarse de eficaz y eficiente, como tampoco de "ética o estética".

Marí ha asegurado que desde que la consejera, Carmen Montón, tomó posesión del cargo lo que ha hecho es "tejer una red clientelar, colocando a dedo a amigos y conocidos" y se ha preguntado si ese es el concepto de servicio público que defiende el Gobierno valenciano, haciendo referencia a la situación generada en torno al subsecretario, Ricardo Campos.

Además, ha criticado que el Consell "sigue con sus obsesiones", en particular la de acabar con "todo lo que tenga que ver con el sector privado" y ha recordado que "esto no es Venezuela", sino que las decisiones deben ser tomadas con datos objetivos.

Por su parte, Puig ha asegurado que el Consell está "reparando derechos, dignificando infraestructuras y reconstruyendo la gestión" a través de la dotación a la sanidad valenciana de recursos que antes no tenía, como lo demuestra el hecho de que el presupuesto para este año es "el más importante jamás destinado" a este departamento.

"La salud es fundamental para nosotros", ha reiterado Puig, que ha señalado que en los próximos días el Consell aprobará un decreto para regular el uso y la distribución de desfibriladores para que la región sea este año "una comunidad cardioprotegida".

También ha afirmado que  “los nombramientos se hacen de acuerdo con la ley" y "no como lo hacían otros, que la ley para ellos es absolutamente un oxímoron".

Eficiencia en la gestión

El 'president' ha dado una serie de datos para justificar la eficiencia en la gestión, como el ahorro de 4 millones de euros con la recuperación del control de las resonancias magnéticas, los 9 millones ahorrados "gestionando mejor las concesiones", el ahorro de 2 millones con operaciones por la tarde en la sanidad pública o los 23 millones que se prevé ahorrar este año con la compra centralizada de productos.

Asimismo, ha destacado la apuesta por la salud dado que el plan contra la hepatitis C ha permitido salvar a 6.500 personas entre 2015 y 2016, personas a las que se ha atendido con cargo al presupuesto de la Generalitat porque el Estado le debe 27 millones de euros. "Pero nada nos va a hacer parar en nuestra vocación de que los valencianos tengan la mejor sanidad posible, tengamos o no los recursos necesarios", ha concluido.