Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Autonomías > C. Valenciana

Ninguna ley valenciana podrá ir en contra de la salud

Una comisión vigilará que toda la maquinaria legislativa de la región vele por los intereses de la salud pública

Mónica Oltra, vicepresidenta, portavoz y consejera de Igualdad y Política Inclusiva de la Comunidad Valenciana.
Ninguna ley valenciana podrá ir en contra de la salud
Redacción
Viernes, 08 de julio de 2016, a las 14:20
El Pleno del Consell ha aprobado este viernes el decreto por el que se crea la Comisión de Evaluación del Impacto en Salud en la Comunidad Valenciana, que incluye también la regulación del procedimiento para la implantación de la Evaluación del Impacto en Salud en la región.

Dicha evaluación será aplicable a políticas, normas, programas, proyectos y actividades que se determinen reglamentariamente a propuesta de la Comisión de Evaluación y que pueden tener un impacto significativo en la salud de las personas o en los determinantes sociales de las desigualdades en salud de la población de la comunidad. Además, va a señalar las medidas necesarias para eliminar o reducir hasta límites razonables los efectos negativos y reforzará los efectos positivos sobre la salud y las desigualdades en salud, según informa el Govern.

La Comisión de Evaluación del Impacto en Salud, dependiente de la Dirección General con competencias en materia de salud pública de la Consejería de Sanidad, será “el máximo órgano encargado de la propuesta, elaboración y seguimiento del procedimiento para el Impacto de Salud en la región”, y garantizará “la coordinación y cooperación interdepartamental necesaria para el desarrollo de todos los programas e iniciativas relacionados con la materia”, añade el Ejecutivo.

La Comisión de Evaluación del Impacto en Salud estará presidida por Carmen Montón y contará con una secretaría que ocupará Ricardo Campos, que tendrá voz pero no voto. Asimismo, estará integrada también por representantes de las distintas consejerías.

Previo a su aprobación, el procedimiento para la Evaluación del Impacto en Salud se someterá a audiencia pública, como derecho de participación y transparencia de la acción pública. Los informes de resultados y seguimiento de los diferentes programas e iniciativas ejecutadas serán también accesibles públicamente. Asimismo, la aplicación y desarrollo de este decreto “no tendrá incidencia económica alguna”, confirma el Govern.