17 dic 2018 | Actualizado: 14:05

El Colegio de Alicante denuncia a su exgerente por estafarles 500.000 euros

La presidenta del Colegio, Isabel Moya, ha acusado al exgerente de estafa, apropiación indebida y administración desleal

Imagen de la rueda de prensa en la que se denunciaron las irregularidades
El Colegio de Alicante denuncia a su exgerente por estafarles 500.000 euros
jue 29 noviembre 2018. 18.30H
La presidenta del Colegio de Médicos de Alicante (COMA), Isabel Moya, ha anunciado que presentará una querella contra José Manuel Coloma, exgerente de la entidad por delitos de estafa, apropiación indebida y administración desleal, tras conocer el resultado de las diversas auditorías realizadas en la institución, desde que el pasado abril tomara posesión del cargo, y que apuntan a que el exgerente utilizó presuntamente varias empresas para "ocultar o disimular" movimientos contables "ilegales" y para "la distracción" de medio millón de euros a lo largo de los últimos cinco años.
 
Según ha informado el COMA, la decisión se dio a conocer este martes durante una asamblea general en la que se informó a los colegiados de la situación que han revelado las cuatro auditorías realizadas en la realidad económico-financiero, laboral, jurídico-formal e informática, "para verificar el estado real del Colegio y de sus sociedades participadas (Servinmeco; Palacio de Congresos; Infomeco, y la correduría de seguros, Semeco)".
 
Todas las auditorías han sido coordinadas por Llago-Aguado Abogados S.L.P, despacho con sede en Valencia, y responsable de los informes jurídico-formal y laboral. La auditoría económica se ha realizado por la empresa de ámbito nacional Grant Thornton, mientras que la de informática se ha desarrollado por un informático experto en peritajes forenses, Cristóbal Campos, ha precisado el COMA.

 
Administración “muy deficiente”

 
Así, los resultados "certifican" que la administración de esta institución "ha sido muy deficiente, lo que ha provocado la degradación de casi todas las áreas colegiales y nos ha obligado a tomar medidas urgentes para ordenar, regularizar y acometer los cambios necesarios que permitan desarrollar adecuadamente los fines últimos del Colegio y convertirlo en una institución útil, moderna, transparente, de la que todos podamos sentirnos orgullosos", ha comentado María Isabel Moya.
 

El Colegio ha informado de "graves irregularidades en la gestión y administración"


El Colegio ha explicado que, durante la Asamblea, Moya informó de que las auditorías desvelan "graves irregularidades en la gestión o administración del colegio y sus sociedades participadas a cargo del exgerente, que presuntamente ha usado este grupo de sociedades participadas para ocultar o disimular presuntamente situaciones financieras o movimientos contables ilegales, contratación irregular de trabajadores, y la presunta distracción de unos 500.000 euros en los últimos 5 años en concepto de la participación en beneficios de la póliza de responsabilidad civil que opera Semeco, a través presuntamente de una mercantil A.M. Trust Ibérica Agencia de Suscripción S.L".
 
Por este último motivo, "siendo el exgerente el único administrador de hecho de Semeco y teniendo constancia del desvío de pagos y pérdida de comisiones, cuyo beneficiario sería el propio Colegio", la Junta Directiva de la institución ha acordado "por unanimidad y de forma ineludible ha anunciado la interposición de una querella criminal al exgerente del COMA por los presuntos delitos de estafa, apropiación indebida y administración desleal".

 
Reformulación de cuentas


Asimismo, la Junta se ha visto obligada a "reformular" las cuentas del ejercicio 2017 que se quisieron aprobar en plena campaña electoral y se ha comprobado que el resultado del balance se ha reducido en unos 60.000 euros aproximadamente "y sin haber incluido todas las incidencias tras el cierre del ejercicio 2017".
 
Otro de los resultados de las auditorías ha sido la verificación de la "ausencia" de una política "aceptable" de recursos humanos, organigrama, la falta de procesos, sistemas de registros y de documentación, de establecimiento de circuitos, y la inexistencia de sistemas de control o "compliance".
 
La auditoría laboral ha mostrado un "sobredimensionamiento" de recursos humanos, la duplicidad de funciones y el "alto coste" en personal que justifican la reestructuración de plantilla que se ha llevado a cabo mediante la desvinculación de seis de los 30 trabajadores que tenía el COMA y sus sociedades. Esta reestructuración ha supuesto sólo este año un ahorro económico de unos 198.000 euros.
 
"La filosofía de la nueva Junta es dedicar nuestros esfuerzos a las áreas puramente colegiales y de defensa de la profesión médica y la formación continuada, y en base a esta línea hemos tomado las medidas pertinentes encaminadas a externalizar las empresas participadas para profesionalizar su gestión y obtener de ellas las máximas prestaciones para el Colegio y los colegiados, así como la máxima rentabilidad económica", han defendido.
 
De esta manera, se ha decidido externalizar el Palacio de Congresos, liquidar Informeco y mantener la empresa de correduría de seguros, Semeco, por sus prestaciones a los colegiados y su rentabilidad. "La nueva Junta Directiva confía en que todas estas medidas adoptadas sirvan para iniciar una nueva era de transparencia, rigor y transformación hacia un colegio útil, comunicativo, eficiente y controlado como debe corresponder a su condición de institución de derecho público", han zanjado.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.