Comunidad Valenciana acusa a Satse de sumar mal camas cerradas en verano

“No se puede sumar el total de camas cerradas en julio, agosto y septiembre, como si se tratase de camas diferentes”

La consejera de Sanidad valenciana, Ana Barceló.
Comunidad Valenciana acusa a Satse de sumar mal camas cerradas en verano
lun 01 julio 2019. 17.50H
La Consejería de Sanidad Universal y Salud Pública de la Generalitat Valenciana ha asegurado que es "rotundamente falso" que vaya a cerrar 3.000 camas en los hospitales de la Comunidad durante este verano y ha puntualizado que habrá operativas "un mayor número respecto al año pasado". También País Vasco ha manifestado que se va a mantener la disponibilidad de camas en verano y que se va a garantizar la hospitalización de quien lo precise.  

Así lo han recalcado después de que el Sindicato de Enfermería, Satse, haya denunciado que, al menos, 12.700 camas --alrededor de 3.000 en la Comunitat Valenciana-- se van a cerrar durante este verano en hospitales españoles por decisión de los distintos servicios de salud autonómicos, dentro de su "afán cortoplacista por ahorrar dinero".

Al respecto, desde la Conselleria de Sanidad valenciana han resaltado que "no se puede sumar el total de camas cerradas en los meses de julio, agosto y septiembre, como si se tratase de camas diferentes, un error que este sindicato ya cometió el año pasado por estas fechas".

La administración autonómica informa de que "el porcentaje más bajo de camas funcionantes durante el verano de 2019 --camas hospitalarias activas-- será del 87,95 por ciento en el mes de agosto, lo que significa que el mes en el que más porcentaje de camas se cierran este verano es un 12,05 por ciento".

"En total, la cobertura de camas hospitalarias activas este mes de julio será del 90,7 por ciento, en agosto el 87,95 por ciento y en septiembre el 92,03 por ciento. Estos datos permitirán contar con un mayor número de camas operativas respecto al año pasado (los datos de cobertura de camas hospitalarias activas del año 2018 en el mes de julio fue similar, 90,75 por ciento, en agosto del 86,02 y en septiembre del 90,81). La media de camas operativas este verano del 2019 será del 90,23 por ciento".

En esta línea, hacen notar que la Consejería "destina este año 61,3 millones de euros, cuatro millones de euros más que el año pasado, a los planes de vacaciones y refuerzos".

"Son un 8,84 por ciento más de contrataciones de profesionales que en 2018 y un 6,8 por ciento más de presupuesto que el año pasado; un 25 por ciento más que en 2015, lo que deja ver el enorme esfuerzo económico que se destina a este fin. En concreto, el Plan de Vacaciones contempla 8.985 contratos y el Plan de Refuerzos otros 422 profesionales en 104 centros de Atención Primaria de toda la Comunitat", concluyen.


País Vasco: Nadie que precise una cama le va a faltar


En la misma línea, la Consejería de Salud vasca ha manifestado Osakidetza mantiene la disponibilidad de camas en los hospitales en verano y garantizan la hospitalización de quienes lo precisen.

Si bien ha señalado que “todos los veranos disminuye la demanda asistencial y Osakidetza, al igual que lo hace el resto de sistemas sanitarios del mundo, pone en marcha medidas de adecuación a la demanda. Es una acción de sentido común que se realiza todos los años: se trata de adaptar los recursos a las necesidades de la salud de Euskadi”.

Ha añadido que trata de mantener el índice de ocupación de las camas en torno al 80 por ciento a lo largo del año, “por lo que se adecúa el número de camas operativas en base a la demanda asistencial de cada periodo”. Por ello, ha apuntado que, de la misma manera que en época invernal el número de camas se amplía, en época estival su número disminuye ya que son menos las personas que precisan ingreso o estancia hospitalaria.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.