19 nov 2018 | Actualizado: 21:40

El San Pedro reduce a la mitad las muertes por ictus en tres años

1.216 pacientes han recibido atención en la Unidad de Ictus desde su puesta en marcha en 2014

La consejera de Salud, María Martín junto a los profesionales médicos encargados de gestionar la Unidad de Ictus del Hospital San Pedro.
El San Pedro reduce a la mitad las muertes por ictus en tres años
mar 11 julio 2017. 16.40H
Redacción
La puesta en marcha de la Unidad de Ictus en el Hospital San Pedro ha permitido que, en sus tres primeros años de actividad, la tasa de mortalidad por infarto cerebral en La Rioja se haya reducido en algo más de un 50 por ciento. En concreto, el  estudio llevado a cabo por la sección de Neurología del Hospital San Pedro indica que la mortalidad por infarto cerebral antes de la puesta en servicio de esta Unidad estaba fijada en un 13,3 por ciento y actualmente la tasa de mortalidad es de un 6,1 por ciento.

Los pormenores de este estudio han sido presentados hoy por los responsables de la Unidad a la consejera de Salud en una reunión realizada en el Hospital San Pedro. En 2016 este estudio ya demostró una mejoría general en todos los parámetros que se midieron y confirmó que la Unidad de Ictus es un recurso sanitario clave que mejora el pronóstico de los pacientes afectados por esta enfermedad y reduce sus secuelas.

Además se ha conseguido que en el momento del alta hospitalaria, más del 70 por ciento de los pacientes tratados sean independientes para las actividades básicas de la vida diaria y que más del 50 por ciento se encuentren completamente asintomáticos. Gracias al Código Ictus, se ha conseguido reducir considerablemente el tiempo que transcurre desde que el paciente comienza con los síntomas hasta que reciben tratamiento, aumentando la eficacia del mismo y disminuyendo sus complicaciones.

Desde su puesta en marcha en julio de 2014, por la Unidad de Ictus, ubicada en la planta de Neurología, han pasado 1.216 pacientes, en su mayoría riojanos pero también de comunidades limítrofes. La mayor parte de los ingresos (un 73 por ciento) han sido de tipo isquémico (obstrucción de vaso sanguíneo).

Prácticamente la totalidad de los ingresados, 1.190 pacientes, siguieron el tratamiento indicado en el propio hospital San Pedro, mientras que 26 fueron derivados a Navarra para recibir tratamiento endovascular.

La consejera de Salud, María Martín, ha indicado que los datos presentados es este estudio “son una magnífica noticia para todos los usuarios del sistema” y demuestran la “eficacia del dispositivo”. Asimismo, ha señalado que el sistema público de salud “va a seguir trabajando para mejorar de resultados”, no sólo en la atención, sino también en la prevención. “Hemos conseguido dar una respuesta rápida en atención, que era uno de los objetivos fundamentales para la mejora de la mortalidad en esta afección, ahora es necesario insistir en que el infarto cerebral tiene una serie de factores de riesgo que pueden ser evitables”, ha destacado María Martín.






Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.