20 de octubre de 2017 | Actualizado: Jueves a las 21:20
Autonomías > País Vasco

El Plan de Cuidados Paliativos del País Vasco de cara a 2020 se consolida

Unos 2.000 pacientes serán atendidos en las unidades de paliativos y crónicos del HUA

Íñigo Urkullu y Jon Darpón durante una visita a un centro sanitario.
El Plan de Cuidados Paliativos del País Vasco de cara a 2020 se consolida
Redacción
Lunes, 13 de febrero de 2017, a las 19:00
El Plan de Cuidados Paliativos del País Vasco de cara a 2020 se consolida y la unidad de atención a personas con enfermedades crónicas y la de cuidados paliativos, ambas en el edificio Santiago del Hospital Universitario de Álava (HUA), tienen previsto atender este año a unos 2.000 pacientes.

El lehendakari, Íñigo Urkullu, estuvo acompañado por el consejero de Salud, Jon Darpón, en una visita a estas dos unidades, que iniciaron su andadura como experiencia piloto en el marco de la estrategia del Plan de Cuidados Paliativos de Euskadi 2020 en febrero (cuidados paliativos) y en mayo (crónicos) de 2016 con un total de 30 camas y que se encuentran a pleno rendimiento desde el pasado diciembre.

Urkullu ha subrayado que estos dos nuevos servicios del hospital de Santiago permiten evitar los desplazamientos de los pacientes crónicos y de sus familias hasta el hospital de Leza, situado en el término municipal alavés de Laguardia.

"Son servicios orientados a dar respuesta al incremento de la esperanza de vida y el envejecimiento de la población", ha incidido el lehendakari, que ha recordado que en Álava la esperanza de vida supera los 87 años para las mujeres y los 80 para los hombres, y ha constatado que la proyección demográfica indica que en 2026 habrá cerca de 80.000 alaveses mayores de 65 años, de los que 25.000 superarán los 80.

Urkullu ha explicado que la unidad de cuidados paliativos proporciona los tratamientos más idóneos a personas con una enfermedad avanzada y grave cuando la curación no es posible y se precisa conseguir el máximo bienestar.

Así, ha indicado, se asegura una atención integrada "que promueve la autonomía del paciente, la información, el asesoramiento en la realización del documento de voluntades anticipadas y la elaboración de un plan de cuidados al final de la vida".

En la unidad de enfermedades crónicas se tienen en cuenta no solo las dolencias crónicas, sino también otros condicionantes como la edad, el estado de fragilidad, la diversidad funcional, la dependencia, el deterioro cognitivo y la problemática social De lo que se trata, según el Departamento de Salud, es de implementar planes de cuidados individualizados para cada paciente, con una atención conformada por equipos multidisciplinares.