Navarra estrena el traslado sanitario aéreo para bebés en estado crítico

La instalación de una incubadora en la aeronave ha permitido llevar a un hospital de Madrid a una lactante

La incubadora, instalada en el interior del helicóptero medicalizado.
Navarra estrena el traslado sanitario aéreo para bebés en estado crítico
sáb 15 junio 2019. 18.30H
Por primera vez en Navarra, una bebé ha sido trasladada en helicóptero a un hospital para recibir tratamiento médico. Hasta ahora sólo era posible hacerlo en una ambulancia tipo soporte vital avanzado porque es necesario que el paciente realice el viaje en una incubadora, pero la instalación de una de ellas en el helicóptero medicalizado del Gobierno de Navarra ya permite hacerlo por vía aérea, en mejores condiciones que si se realizara por carretera y con un ahorro de tiempo que puede ser vital en casos críticos.

El traslado se ha producido entre las unidades pediátricas de cuidados intensivos del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) y del Hospital 12 de Octubre de Madrid, en el que quedó ingresada la paciente, una niña de cuatro meses afectada por una grave cardiopatía que requiere un tipo de intervención quirúrgica en la que es referencia el hospital madrileño.


HEMS 


Desde el pasado mes de enero el Gobierno de Navarra dispone de un helicóptero tipo HEMS (Helicopter Emergency Medical Service), especialmente adaptado para la realización de Servicios de Emergencias Médicas, que cumple la normativa europea que se exige a los helicópteros destinados a la evacuación y el transporte sanitario de pacientes desde y hacia instalaciones sanitarias, así como desde el lugar o la escena de accidentes a los centros asistenciales.

Dicha normativa exige que las aeronaves tipo HEMS deben disponer, por cuestiones de seguridad y aeronavegabilidad, de dos habitáculos diferenciados, uno destinado a la asistencia sanitaria y otro a la tripulación.

Desde que entró en servicio el helicóptero medicalizado ya ha realizado numerosos traslados de pacientes hasta el CHN o desde éste a otros centros hospitalarios, pero no era posible utilizarlo en el caso de neonatos o bebés porque deben realizar el viaje en las condiciones médicas y de seguridad que únicamente garantizan las incubadoras, de las que no se disponía porque el equipamiento de la aeronave se ha ido completando por fases.

Hace un mes se recibió la incubadora y ya ha sido utilizada por primera vez para el traslado de la pequeña, que fue coordinado por SOS Navarra y por el responsable del Servicio de Urgencias Extrahospitalarias del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, Kiko Betelu.

Se trata de una cápsula de fibra de carbono, específicamente diseñada para volar y muy ligera, porque el peso es un aspecto crítico a la hora de equipar los medios aéreos.

La niña voló acompañada por el equipo médico que habitualmente presta servicio en la ambulancia UVI móvil del parque de Bomberos de Pamplona (Trinitarios). Cabe la posibilidad de que, en el caso de que el estado del paciente lo requiera, participe en la evacuación un neonatólogo, lo que no era necesario en este caso porque, dentro de la gravedad, se encontraba estable y no requería unos cuidados especializados en las menos de dos horas que duró el trayecto.

Si la evacuación se hubiese producido por carretera en una UVI móvil la duración del viaje sería de casi seis horas, ya que no puede superarse una cierta velocidad para evitar movimientos bruscos de la incubadora.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.