18 de octubre de 2017 | Actualizado: Martes a las 19:20
Autonomías > Murcia

Todos los sanitarios se forman para prevenir la mutilación genital femenina

AP, ginecólogos y psiquiatras detectan la mutilación genital femenina

La consejera de Sanidad de Murcia, Encarna Guillén.
Todos los sanitarios se forman para prevenir la mutilación genital femenina
Redacción
Miércoles, 12 de abril de 2017, a las 20:40
La Consejería de Sanidad de Murcia va a iniciar la formación de los profesionales sanitarios de la Región para que colaboren en la prevención de la mutilación genital femenina y en abordar situaciones de riesgo, según prevé el protocolo de prevención y actuación sanitaria ante este grave problema, que presentó en febrero la titular del ramo Encarna Guillén.

En la elaboración del protocolo han trabajado más de una veintena de profesionales sanitarios, así como organizaciones sociales, y Sanidad tiene previsto extender a todos los servicios regionales su puesta en práctica.

En concreto, el plan comienza con la formación de los responsables de violencia de los centros sanitarios del Servicio Murciano de Salud (SMS), que se inicia en mayo, y que se lleva a cabo en estrecha colaboración con las organizaciones sociales que tienen relación directa con las familias cuyas hijas se hallan en situación de riesgo.

La formación constituye una de las herramientas claves para crear recursos y circuitos entre todos los profesionales sanitarios, en especial desde Atención Primaria. Asimismo, el protocolo promueve el valor profesional, cultural, científico y deportivo de las mujeres de la Región como elemento clave en el desarrollo y transformación de la sociedad. Comprende ocho áreas de actuación: empleo, emprendimiento y empresas, conciliación, educación, cultura y deporte, medios de comunicación, salud y participación y violencia de género.

El documento incluye actuaciones preventivas generales y especifica cuáles son las principales situaciones de riesgo para que el profesional las pueda identificar, así como el circuito que debe seguir para cada caso. De este modo, el protocolo indica al profesional cómo debe actuar y realizar el seguimiento dependiendo de la edad de la paciente, si es niña, adolescente o mujer, y si ha sufrido mutilación o no.

Los ámbitos asistenciales donde se detectan casos son las consultas de los centros de Atención Primaria, incluidas las de Trabajo Social; los servicios de Urgencias hospitalarias y extrahospitalarias, y servicios de Obstetricia, Ginecología, Urología y Salud Mental.

Una ‘carta de compromiso’ en caso de viajar al país de origen

Para los casos en los que existe riesgo de mutilación genital, y cuando la familia vaya a viajar a su país de origen, donde crece el riesgo, se ha previsto una carta de compromiso, en la que los progenitores se comprometen a preservar la salud de sus hijas, previa información por parte de los profesionales del riesgo que conlleva para la salud.

La mutilación genital es una práctica que se realiza por cuestiones culturales y de creencias, que efectúan personas sin conocimientos médicos y que utilizan utensilios no esterilizados. Además, se lleva a cabo sin anestesia y en malas condiciones higiénicas.

Ésta se practica principalmente en 28 países de África Subsahariana, así como en otros de Oriente Medio, de Asia o de zonas musulmanas. Por otra parte, la Comunidad tiene en vigor el Plan Estratégico Regional de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres 2016-2020 que abarca las actuaciones en esta área.