18 nov 2018 | Actualizado: 19:00

Murcia reduce un 25 por ciento la mortalidad por infarto

El trabajo de la última década en la mejora asistencial arroja ahora estos datos en un estudio

Encarna Guillén, consejera de Sanidad de la Región de Murcia.
Murcia reduce un 25 por ciento la mortalidad por infarto
lun 13 junio 2016. 17.10H
Redacción
La mortalidad por infarto en la Región de Murcia se ha reducido desde el año 2000 un 25 por ciento gracias a la mejora asistencial en todas las áreas sanitarias, según ha manifestado este lunes la consejera de Sanidad, Encarna Guillén, durante su participación en la presentación de la 'Guía para la Atención del Síndrome Coronario Agudo con Elevación del Segmento ST'.

La Comunidad puso en marcha en el año 2000 la angioplastia primaria las 24 horas del día y todos los días del año, en el hospital Virgen de la Arrixaca, que supera 450 angioplastias primarias anuales con resultados excelentes, que se reflejan en una mortalidad que se sitúa en la actualidad en el 6 por ciento. Guillén ha ofrecido estos datos en el acto la presentación de la citada guía, elaborada con las aportaciones y colaboraciones de un grupo de profesionales, bajo la coordinación de Pedro Parra, subdirector general de Planificación, Calidad e Investigación, y Eduardo Pinar, jefe de sección de Cardiología del hospital Virgen de la Arrixaca.

En su intervención, Guillén ha explicado que "nos hemos marcado el objetivo de reducir la mortalidad a causa del síndrome coronario agudo y avanzar en la organización asistencial del proceso de una forma lo más uniforme posible", y ha revelado que la mortalidad intrahospitalaria global del infarto de miocardio en la Región se ha reducido al siete por ciento gracias a la puesta en marcha del plan regional de asistencia al infarto. Por otro lado, ha apuntado que "con esta guía afianzamos sistemas que nos permiten colaborar de forma multidisciplinar y avanzar en la cohesión de los métodos, para dar una mejor asistencia".

Los datos del Programa Integral de Atención a la Cardiopatía Isquémica, cuyo autor es Eduardo Pinar, revelan que las medidas preventivas han contribuido a reducir las tasas de cardiopatía isquémica y su mortalidad y que el número de casos de infarto agudo de miocardio se ha reducido, al pasar de 65 a 57 por cada 100.000 habitantes.

Cada año son dados de alta en la Región unos 2.000 pacientes tras haber padecido un síndrome coronario agudo, de ellos, casi 700 habían sufrido un infarto agudo de miocardio. El plan regional y la existencia de la unidad de hemodinámica del hospital Virgen de la Arrixaca, que permite realizar coronariografías urgentes las 24 horas del día, han supuesto un avance en la homogeneización entre áreas de salud.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.