Presentará un proyecto de ley para promover la igualdad de género en las diferentes áreas de la administración pública

Más Madrid contempla el género no binario en su plan de igualdad del Sermas
Mónica García.


22 nov 2021. 13.50H
SE LEE EN 4 minutos
Más Madrid ha presentado una nueva proposición de ley de igualdad efectiva entre mujeres y hombres para su debate y votación próximamente en la Asamblea de Madrid. Un documento que vertebra en seis títulos las medidas a aplicar para lograr este objetivo. En el cuarto de ellos, se establecen aquellas para “promover la igualdad de género en las diferentes áreas de la intervención pública” y que, en su capítulo segundo, se centra en acciones específicas en sanidad y salud.

Tal y como recoge el documento del proyecto de ley, una de las propuestas para la “presencia equilibrada en la Sanidad pública de la Comunidad de Madrid” para por que la Administración sanitaria de la Comunidad de Madrid garantice “la presencia equilibrada de mujeres, hombres y en su caso personas no binarias en los puestos directivos”, tanto de la Consejería como del Sergas. Asimismo, se promoverá “una participación equilibrada de las y los profesionales de la salud en actividades docentes, investigadoras y asistenciales del sector sanitario”, evitando segregaciones por razón de sexo y o género.

Estas no son las únicas reivindicaciones en materia sanitaria, pues desde Más Madrid se aboga por, con el fin de lograr la máxima fiabilidad de la información estadística sanitaria que se produzca y en colaboración con el Portal Estadístico de la Comunidad de Madrid, establecer “la definición y normalización de datos y flujos, la selección de indicadores con perspectiva de género y los requerimientos técnicos necesarios para la sistematización de la información y para su análisis desde la perspectiva de género”.


Tratamiento de datos en la sanidad madrileña


Así, se deben practicar labores, según entiende el partido que lidera la también médico Mónica García, para la “desagregación” por sexos en la recogida, tratamiento y difusión de la información contenida en registros, encuestas, estadísticas u otros sistemas de información médica y sanitaria, a fin de posibilitar el análisis de género de los mismos; y se impulsará “la implantación de sistemas de recogida de información desagregada allá donde aún no exista”.

También se incorporará a los estudios de investigación y de opinión sobre los servicios sanitarios, así como a las encuestas de salud, indicadores que permitan conocer la situación de mujeres y hombres y la evolución de las desigualdades de género en salud, y se prestarán especial atención en sus estadísticas a los problemas específicos de salud que afectan a las mujeres.

El proyecto de ley también centra el foco en la atención a la diversidad en salud al propugnar que las administraciones presten especial atención a “aquellos colectivos de mujeres que presenten mayor riesgo en la protección y atención a su salud, entre ellos las mujeres víctimas de violencia machista, mujeres con discapacidad, mujeres pertenecientes a una etnia minoritaria, mujeres con trastornos de la alimentación, mujeres con problemas de salud mental o con enfermedad mental, mujeres migrantes y mujeres prostituidas”.


Igualdad de género en investigación sanitaria


Por otro lado, y entre otras cosas, el partido propugna que cualquier investigación relevante relacionada con la salud y financiada con fondos públicos incorpore la perspectiva de género, salvo impedimento derivado de la naturaleza del estudio. Además, impulsarán las acciones necesarias para mejorar en el conocimiento de aquellas enfermedades específicas o con un alto índice de prevalencia en las mujeres con el objeto de favorecer la mejora de la salud de las mujeres, en colaboración con el resto de las administraciones competentes.

En concreto, a través del Sermas, se impulsar, de un lado, la integración de la perspectiva de género en las diferentes líneas y proyectos de investigación biomédica y psicosocial que atienda a las diferencias y las características específicas de mujeres y hombres en relación con la salud, especialmente en lo referido al análisis de la morbilidad, la accesibilidad y el esfuerzo diagnóstico y terapéutico, tanto en sus aspectos de ensayos clínicos como asistenciales.

Del otro, priorizará, en los proyectos de investigación financiados con fondos públicos, “la representación equilibrada de mujeres, hombres y en su caso personas no binarias en los equipos de investigación, así como entre los sujetos clínicos, salvo impedimento derivado de la naturaleza del estudio”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.