El Gobierno regional dice no entender que Amyts se enroque en una subida de 470 euros al mes para médicos

La última oferta de Sanidad no logra detener la huelga en Atención Primaria


23 nov 2022. 20.00H
SE LEE EN 5 minutos
La Comunidad de Madrid y el comité de huelga en Atención Primaria han finalizado sin acuerdo su tercer encuentro para poner fin a los paros indefinidos en el sector. 

La Consejería había puesto sobre la mesa una nueva propuesta que incluía, entre otras medidas, el establecimiento de una agenda de 30 pacientes en Medicina y Familia más cuatro citas de asistencia para casos no demorables con diez minutos por paciente; así como 20 pacientes más cuatro no demorables para Pediatría con 15 minutos para cada uno.

Asimismo, ha apostado por un programa específico de fidelización de residentes en Medicina de Familia y Pediatría “por ser especialidades deficitarias”: “Se les ofrece a los residentes que acaben la formación en mayo de 2023 y años sucesivos como médico de familia o pediatra contratos de tres años”, ha informado el departamento.

Finalmente, ha apuntado a la propuesta de un plan de estabilidad para médicos de familia que hacen funciones de pediatras “y que podrán mantenerlas, como demanda el propio sindicato”, así como un proceso de estabilización para hacer interinos a todos los eventuales y “avanzar en la implantación de los turnos mixtos”. “Los que están de tarde podrán realizar turnos por la mañana para favorecer la conciliación familiar y profesional”, ha detallado.  

No obstante, y pese a los "avances importantes" que se desprendieron de la reunión de este martes, el tono de las conversaciones ha vuelto a enfriarse debido a la consulta de Amyts a los trabajadores afectados, que defienden que la propuesta de la Consejería no es suficiente. Los paros se mantendrán en la Atención Primaria madrileña

“Cuando estábamos a punto de la firma, se han levantado de manera unilateral con una nueva reivindicación”, ha lamentado el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, quien ha reiterado su “voluntad” para firmar un acuerdo de desconvocatoria de huelga “siempre dentro de las normas establecidas” en la reunión de este pasado martes.

"Les ha costado muchos -a los médicos y pediatras- decir ¡basta ya! pero ahora lo han dicho y no quieren otro cierre en falso", ha replicado tras el encuentro la secretaria general de Amyts, Ángela Hernández.

De este modo, la reunión ha terminado sin acuerdo y sin una fecha en el horizonte para retomar los contactos. "Quedamos a la espera, la situación no nos satisface", ha explicado la portavoz del comité de huelga, que ha explicado que sale del encuentro "con la sensación del día de la marmota".

Obstáculos para el acuerdo en AP


El principal escollo en la negociación, en cualquier caso, se centra en el exceso de pacientes en las agendas de los profesionales. En este sentido, el comité de huelga reclama un máximo de 31 pacientes por consulta de Medicina Familiar y Comunitaria, con el objetivo de dedicar un mínimo de 10 minutos por paciente, y 21 pacientes para Pediatría, para un mínimo de 15 minutos por niño, mientras que la última propuesta de la Consejería pasa por 24 pacientes en el caso de los pediatras y 34 en el de los médicos.

"A nosotros nos gustaría que fueran 31 y 21 pero no vamos a discutir si llegamos a un acuerdo de 24 y 34, ese no sería el problema. El problema sería la gestión de todo lo que quede por encima de ese número de pacientes, es decir, ¿quién ve al paciente 25, 26 ... y hasta el 60 o 70 que a veces se tienen en consulta?", ha explicado la secretaria general de Amyts.

En esta línea, la portavoz del comité de huelga ha incidido en que se trata de una cuestión que crea mucha "incertidumbre" a los profesionales y quieren saber "cómo se organiza mejor eso", una cuestión que, en cualquier caso, podría "arreglarse".

Falta de profesionales en Atención Primaria


El otro escollo pendiente, ha explicado, se remontan al acuerdo de huelga firmado en septiembre de 2020 con unos compromisos "que se han incumplido", con mejoras retributivas, contratar médicos para disminuir la carga asistencial o reducir las tareas burocráticas. "Quieren que se cumplan. Me parece algo tan razonable que es muy difícil no defenderlo y eso implica dinero", ha recalcado.

"¿Estamos haciendo esto por dinero? No. Lo estamos haciendo para atraer a los profesionales al sistema para que se pueda volver a dar la calidad que saben que se puede dar a la población", ha explicado Hernández, que ha insistido en la necesidad de retener a los profesionales sanitarios en la Comunidad de Madrid mediante incentivos y ha recalcado que los médicos y pediatras tienen "muchas ganas de mejoras".

Según ha estimado, es necesario incrementar el número de profesionales en Atención Primaria con 350 nuevos pediatras y unos 1.250 médicos.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.