Malestar entre miembros de la junta directiva y dimisiones internas abren la puerta a elecciones

La presidencia de Martínez-Sellés en el Icomem se resquebraja
El presidente del Icomem, Manuel Martínez-Sellés.


25 nov 2021. 09.50H
SE LEE EN 3 minutos
Poco más de un año parece que ha durado la estabilidad en la junta directiva del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid (Icomem) de la mano del cardiólogo Manuel Martínez-Sellés d'Oliveira Soares.

Ganó con claridad las elecciones en septiembre de 2020 frente al anterior presidente, el médico de familia Miguel Ángel Sánchez Chillón, pero desde hace unas semanas su junta directiva hace aguas.

Los motivos que han soliviantado a varios miembros de la junta son diversos: por un lado, el extraño caso del positivo en covid del coordinador del punto de vacunación, que como ya informó Redacción Médica podría haber significado el incumplimiento de los protocolos regionales y estatales frente a esta enfermedad pandémica.

Pero también las elecciones de compromisarios andan envueltas en niebla y están creando malestar interno en la corporación por la gestión de Martínez-Sellés y lo que ya se conoce en el ambiente colegial como "su entorno", en referencia especialmente a la vocal de Ejercicio Privado María Esther Cordón, y al tesorero José Antonio Valero.

Por el momento, esta misma semana ha presentado su dimisión la vocal de Médicos en Formación, Cristina Sánchez, aunque puede ser la punta del iceberg de una desbandada generalizada en la junta, lo que provocaría por estatutos elecciones (si se van la mitad más uno).

Y es que Martínez-Sellés ha perdido la confianza de varios cargos de la directiva, entre ellos el del secretario Armando Fernández, en desacuerdo con cómo se está procediendo en muchos asuntos internos en el Icomem, y que según ha podido saber este diario estaría pidiendo cuentas de forma oficial al presidente y su entorno para no quedar como 'cómplice' ante posibles irregularidades que se lleven a cabo.

En el lado de los que no comulgan con Martínez-Sellés, Cordón y Valero también estarían varios vocales, que meditan presentar la dimisión en los próximos días.

Martínez-Sellés y su entorno son conscientes de que una dimisión masiva se traduciría en elecciones anticipadas, y por eso están intentando frenar la sangría ganándose a miembros de la junta que están a medio camino de ambas posturas, como es el caso del vocal Santiago Sevilla, responsable de Médicos no Asistenciales.

Por el momento Martínez Sellés cuenta con un respaldo fundamental para su continuidad, el de María Esther Cordón, que se da la circunstancia que es a la vez 'jefa' del tesorero Valero y de un hermano de un vocal, empleados como directivos en una clínica de propiedad de su familia.

En cualquier caso, parece que muy pronto está agotando Martínez-Sellés el crédito que le dieron los colegiados en las urnas. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.