El nuevo horario de los centros de salud llega al Defensor del Pueblo

Según los denunciantes, la medida va a provocar el deterioro de la Atención Primaria

Los denunciantes, en la sede del Defesor del Pueblo
El nuevo horario de los centros de salud llega al Defensor del Pueblo
jue 14 febrero 2019. 13.10H
La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública (ADSP), sindicatos y organizaciones de usuarios, quieren paralizar los grupos piloto de la Comunidad de Madrid para ajustar los horarios de Atención Primaria. Para ello, han entregado este miércoles al Defensor del Pueblo una petición para que paralice el programa, que se está aplicando en 14 centros de la Comunidad, de forma pionera.

"Este programa piloto se está aplicando de manera muy irregular dependiendo de los centros, ya que en algunos hay un 30-40 por ciento de la plantilla que no entra en esta iniciativa. Por lo tanto, va a ser de muy complicada valoración", ha señalado el presidente de la ADSP, Marciano Sánchez Bayle, tras registrar el documento suscrito también por CCOO, UGT, Facua y CECU.

Los denunciantes, además, han señalado que el programa ataca la accesibilidad y la continuidad de los cuidados, por lo que llegan a afirmar que se estaría “vulnerando el derecho constitucional a la protección de la salud": "Nos dirigimos al Defensor para pedirle que interfiera ante el gobierno de la Comunidad de Madrid para paralizar esta iniciativa que es claramente lesiva para la accesibilidad y la continuidad de los cuidados que son dos pilares básicos de la Atención Primaria".


"Deterioro y privatización"


Así, el programa piloto busca, según estas organizaciones, "un deterioro intencionado del sistema sanitario público para favorecer su privatización", y además han denunciado que se ha puesto en marcha "sin el acuerdo mayoritario de los sindicatos de la Mesa sectorial de Sanidad".

El presidente ADSPM, Marciano Sánchez Bayle; Antonio López, representante CECU Madrid; la presidenta FACUA, Marian Díaz Palacios; y los secretarios generales de UGT y CCOO en Madrid, Luis Miguel López Reillo y Jaime Cedrún López, son los firmantes del manifiesto, en el que denuncian que la medida “solo pretende favorecer la privatización sanitaria continuando con la senda del deterioro y la descapitalización de la AP en la Comunidad de Madrid”.

La denuncia además sostiene que el programa piloto provocará "más demoras en las citaciones; mayor sobrecarga en las Urgencias de los hospitales; reconversión y reducción de las plantillas de centros de salud; más privatización y desigualdad".
Además, habrá una "quiebra de la continuidad longitudinal de la atención al paciente" que no pueda acudir a una cita ordinaria y será atendido como "urgencia sin cita" por otro médico del centro, donde Sanidad prevé que se quede un retén para atender los casos que lleguen después de las 18.30 horas, lo que llevará a una "despersonalización en la atención del paciente".

Ante ello, "reclaman 500 profesionales de medicina más y 2.000 de enfermería, además de 600 administrativos"; también piden incrementar los presupuestos de AP en un 15%; establecer un mínimo de 10 minutos por consulta; favorecer la convocatoria de oposiciones para eliminar la temporalidad, entre otras propuestas.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.