Redacción Médica
20 de agosto de 2018 | Actualizado: Lunes a las 14:40
Autonomías > Madrid

El Gregorio Marañón presenta lo último en detección de arritmias complejas

Ha organizado el curso 'Ablación y Sistemas de Navegación en Electrofisiología Cardiaca'

Joseba Barroeta, gerente del Gregorio Marañón; Ángel Arenal, director del curso; y Francisco Fernández Avilés, jefe del Servicio de Cardiología.
El Gregorio Marañón presenta lo último en detección de arritmias complejas
Redacción
Viernes, 27 de abril de 2018, a las 16:30
El Servicio de Cardiología del Hospital Gregorio Marañón –en colaboración con el Virgen de la Arrixaca de Murcia– ha organizado el XVI curso de ‘Ablación y Sistemas de Navegación en Electrofisiología Cardiaca’, en que se han presentado las tecnologías más novedosas para identificar los mecanismos de las arritmias más complejas y difíciles de tratar. Estos avances permiten aumentar la eficacia del procedimiento. En el Gregorio Marañón se realizan más de 200 ablaciones anuales de alta complejidad.

Se han presentado los avances en sistemas de navegación cardiaca que se incorporan a la práctica clínica y las técnicas más avanzadas para conocer los mecanismos que provocan las arritmias más complicadas, como la fibrilación auricular y las taquicardias ventriculares.


Se ha presentado un nuevo catéter para la aplicación de la radiofrecuencia con tres microelectrodos


Durante el curso se han presentado los sistemas de cartografía que localizan estos mecanismos tanto de forma invasiva, que estudian las cavidades cardiacas desde el interior utilizando para ello catéteres de alta resolución, como las no invasivas, cuya función es registrar señales cardiacas con un chaleco con múltiples electrodos y que se pone en el tórax de los pacientes, evitando así la introducción de catéteres. Este sistema determina igualmente qué pacientes deben someterse a procedimientos de ablación y qué técnica utilizar.

También se ha presentado un nuevo catéter para la aplicación de la radiofrecuencia que incorpora como novedad tres microelectrodos, además de los electrodos convencionales. Estos pequeños conectores permiten que el especialista consiga ejercer la presión adecuada para administrar la radiofrecuencia con la intensidad óptima y sin dañar el tejido cardiaco.

Además, se ha conocido un sistema de navegación intracardiaco que tiene una capacidad de caracterización de la actividad eléctrica del corazón 64 veces superior a la de los equipos convencionales. El navegador ayuda al especialista a determinar la localización exacta de la arritmia y visualizarla en el propio corazón mediante un mapa de tres dimensiones que sirve de guía para su posterior tratamiento por ablación.

Mejorar el tratamiento de las arritmias complejas

“Los avances y las nuevas tecnologías en sistemas de navegación que se han presentado durante el XVI curso organizado por el Hospital Gregorio Marañón permitirá aumentar la eficacia del procedimiento en el tratamiento de arritmias complejas que nuestro centro incorporará a la práctica clínica”, destaca Ángel Arenal, cardiólogo y uno de los directores del curso.

“Además, durante el curso se presentaron catéteres con capacidad para valorar el grado de lesión producida durante la ablación y de esa forma evitar crear lesiones o muy profundas y peligrosas o muy superficiales e inefectivas”.