El Sindicato Médico estima el déficit actual de Médicos de Familia y Pediatras en un 30%

Los médicos gallegos reclaman un 15% más de plazas en Primaria


27 ago 2021. 11.50H
SE LEE EN 3 minutos
La Delegación de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos en Galicia (CESM) insta al conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, a que en la próxima reunión interterritorial monográfica sobre Atención Primaria,solicitada por varias comunidades autónomas al Ministerio, proponga un incremento del 15 por ciento anual de plazas para Medicina de Familia y Pediatría, "con el fin de acabar con la precariedad laboral que ‘azota’ a estas especialidades en la comunidad en los últimos años, y también para cubrir las jubilaciones que se producirán de aquí a 2026", según explica en un comunicado.

El Sindicato Médico estima que en la actualidad el déficit de Médicos de Familia y Pediatras en Atención Primaria supera el 30 por ciento, sobre los 2.500 facultativos de estas especialidades que prestan sus servicios en el Sergas, de manera que sólo para acabar con la situación de precariedad en la que trabajan estos profesionales, situación agravada notablemente con la irrupción de la pandemia, sería necesario incorporar 750 facultativos más. CESM va más allá de la situación actual y advierte una vez más del ‘grave problema’ que supondrá la falta de planificación, al no contemplar las jubilaciones que se producirán en los próximos 5 años, ya que más del 40 por ciento de los médicos de familia y pediatras tienen más de 55 años.

Explican en este sentido que el 41 por ciento de los 2.500 médicos y pediatras de Atención Primaria suponen 1.025 facultativos, que se pueden jubilar en el próximo lustro, por lo que para cubrir estas bajas sería necesaria la incorporación de unos 200 facultativos anuales desde 2021 a 2026, porque de lo contrario -aseguran- ‘la Atención Primaria como la conocemos hasta hoy desaparecerá’.


El 'peaje' de la pandemia


La Central Sindical también hace hincapié en el ‘peaje’ "que va a pasar la situación de pandemia que llevamos soportando cerca de año y medio, porque la lucha contra la Covid-19 -prosiguen- ha provocado cientos de situaciones de estrés, ansiedad, desánimo y desencanto de los profesionales sanitarios, con un cansancio y agotamientos físico y psicológico que en muchos casos lleva al profesional a plantearse el final de su carrera".

Si a este diagnóstico se añade los "escasos incentivos" anunciados recientemente para ampliar la edad de jubilación, -subrayan- todo hace prever que las necesidades se incrementarán aún más en lo referente a la dotación de los medios humanos necesarios, para poder ofrecer una sanidad pública de calidad.

CESM concluye pidiendo al conselleiro Julio García Comesaña que ‘despliegue’ toda su capacidad de negociación y gestión frente al Ministerio de Sanidad para que luego ‘no tengamos que lamentarnos’.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.