28 de mayo de 2017 | Actualizado: Sábado a las 21:10
Autonomías > Galicia

La Xunta pide apoyo a los sanitarios en la reordenación del CHUS

Tras la ampliación del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago se deberá diseñar un nuevo plan funcional

Jesús Vázquez Almuíña, consejero de Sanidad gallego.
La Xunta pide apoyo a los sanitarios en la reordenación del CHUS
Redacción
Miércoles, 03 de mayo de 2017, a las 16:40
El consejero de Sanidad de la Xunta de Galicia, Jesús Vázquez Almuiña, ha pedido "la colaboración y el apoyo" de los profesionales sanitarios para diseñar el plan funcional que fijará la reordenación de servicios que exige la ampliación del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) y la construcción de la nueva facultad de Medicina en el entorno del Hospital Gil Casares. "Esto no es el final de una etapa, sino el inicio para definir de forma concreta qué se incorpora en los nuevos espacios y la reorganización de los servicios del área. Necesitamos vuestro apoyo para tratar de planificar algo que nos parece fundamental", ha remarcado el consejero, quien participó en la presentación del proyecto a profesionales del área sanitaria compostelana.

Tras constatar los avances en la definición del proyecto y de los volúmenes, ha incidido en que en el espacio de los próximos meses es necesario hacer un plan sectorial que afectará a la Facultad de Medicina y a la ampliación del CHUS, viendo "a nivel edificatorio qué dificultades hay" y también la urbanización, con cuestiones como los aparcamientos y el tráfico.

Ampliación de Conxo descartada

En paralelo, ha señalado que se trabajará para sacar a concurso la contratación de la obra de la Facultad de Medicina, que afectará al Hospital Gil Casares. "Una parte de la Facultad se podrá hacer sin tocar el Gil Casares, pero sin tardar habrá que trasladar aquí y a Conxo parte de los servicios", ha indicado el consejero, quien también ha ratificado que, aunque inicialmente se valoró la posibilidad de ampliar el edificio médico quirúrgico de Conxo, ha sido descartada.

Como freno a dicha ampliación, Almuiña ha aludido a "limitaciones" por parte de Patrimonio y medioambientales, así como para el plan funcional que se buscaba. Ante la planificación de la reorganización de servicios que habrá que acometer, ha insistido en que los profesionales pueden concretar las "necesidades" y hacer propuestas. "Tenemos un año por delante para el plan", ha apostillado.

En cuanto a la financiación, preguntado acerca de si es pública, ha replicado que "siempre lo es porque a la Administración nadie le regala nada". Ha recalcado que la ampliación se acometerá con una financiación "tradicional" que habrá que ver como se concreta, "con un convenio que puede ser a través de los bancos y demás".