20 feb 2019 | Actualizado: 22:00

Condena al escrache "intolerable" sufrido por el consejero Vázquez Almuiña

Los médicos salen en defensa del titular de Sanidad tras el acoso perpretado

El consejero de Sanidad Jesús Vázquez Almuiña.
Condena al escrache "intolerable" sufrido por el consejero Vázquez Almuiña
vie 18 enero 2019. 15.10H
Un grupo de trabajadores del transporte sanitario terrestre y delegados de la Confederación Intersindical Gallega (CIG) han realizado un escrache ante la vivienda de Jesús Vázquez Almuiña, consejero de Sanidad, para reclamar que intervenga en el conflicto abierto por el nuevo convenio de las ambulancias. Unos hechos que han sido condenados por la sección gallega de la Confederación Española de Sindicatos Médicos (CESM) que los ha calificado de "intolerables".

Desde CESM han considerado inadecuadas las formas adoptadas por los manifestantes del transporte sanitario terrestre y han apuntado que la presión en el ámbito privado no tiene encaje dentro de este tipo de actos. Asimismo, han asegurado que "siempre defenderán los derechos de los trabajadores, aunque hay otras formas de actuación".

'No' a las medidas de presión en el ámbito privado


En concreto, el Sindicato Médico ha señalado que “respeta plenamente el derecho de los trabajadores a manifestarse y reivindicar cuantas mejoras consideren oportuno para el desempeño de sus funciones en su puesto de trabajo, algo que nosotros mismos venimos realizando durante cerca de tres décadas para mejorar las condiciones de los profesionales, si bien critica las formas adoptadas este jueves por los convocantes del escrache, ya que esas medidas de presión personalizadas y en el ámbito privado de cualquier persona son intolerables”.

Además, recuerdan los últimos logros conseguidos, "como el acceso a la carrera profesional, la mejora del baremo para la contratación de los Facultativos Especialistas de Área y, esta misma, los avances que se están produciendo en el plano de la Atención Primaria, siempre por los cauces del diálogo y la negociación”.

La organización sindical reitera, por último, que “continuará defendiendo los intereses de sus asociados como ha hecho hasta ahora, negociando, dialogando y, cuando sea necesario, acudiendo a manifestaciones pacíficas o llamando a la huelga, pero nunca utilizando medios de presión como el escrache”.

Las consignas del escrache


"Tres años sin convenio colectivo y con condiciones de absoluta precariedad" o "horas extra sin cobrar o mal pagadas" han sido algunas de las consignas y reivindicaciones que los trabajadores convocados por CIG han lanzado ante las puertas del domicilio del consejero de Sanidad.

Los manifestantes han desplegado pancartas al grito de "consejero, dimisión" y pasados unos minutos han dirigido su protesta hacia el consultorio de salud de Baiona, siguiendo con su protesta hasta las puertas del centro de Atención Primaria.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.