El Servicio de Cirugía Pediátrica realiza con éxito esta pionera intervención en un paciente de 11 años

Nueva técnica en el Materno Infantil de Badajoz para malrotación intestinal
Hospital Materno Infantil de Badajoz.


27 ago 2022. 12.50H
SE LEE EN 3 minutos
El Servicio de Cirugía Pediátrica del Hospital Materno Infantil de Badajoz, que dirige Francisco Javier bueno Recio, ha realizado con éxito, y por primera vez en el país, una intervención novedosa para el tratamiento de la malrotación intestinal en un niño de 11 años.

La malrotación intestinal es una malformación anatómica congénita en la que, tanto el intestino delgado como el grueso, no tienen fijaciones anatómicas a la cavidad abdominal y ello puede generar una torsión del intestino sobre sí mismo. Esta situación, conocida como vólvulo intestinal, debe tratarse con cirugía de extrema urgencia pues de lo contrario puede producir la pérdida de todo el intestino por falta de flujo sanguíneo, requiriendo nutrición parenteral y en el futuro trasplante intestinal.

También puede presentar otros síntomas como crisis de dolor abdominal, vómitos y cuadros de suboclusión con maldigestión como ocurría en este niño por presentar un vólvulo parcial del intestino.

Hasta ahora, su tratamiento se basaba en la técnica que describió el doctor Ladd en 1933, que consiste en la detorsión y recolocación del intestino sin fijación pues esta podría producir una obstrucción intestinal. Sin embargo, no evita el riesgo de sufrir de nuevo en el futuro torsión intestinal, como sucedió en este caso que ya se intervino de vólvulo a los 2 días de vida.

La nueva técnica 


La técnica nueva fue presentada y publicada el año pasado en el Congreso Americano de Cirugía General por Kareem Abu-Elmagd y se puede aplicar tanto en niños como en adultos. Se basa en rotar y fijar el intestino a la cavidad abdominal en una situación anatómica normal sin producir obstrucción y evitar futuras complicaciones.

Abu-Elmagd es jefe de Trasplante y Rehabilitación Intestinal de la Cleveland Clinic y el profesional con más experiencia en el mundo en esta área. La intervención se realizó a finales de julio y su duración fue de 4 horas. El paciente fue dado de alta a los 6 días y actualmente, un mes después, está sin síntomas y con una vida normal.

Aunque la incidencia real de esta malformación es desconocida, pues hay muchos casos que son asintomáticos, se cree que es de 1 por cada 6.000 nacidos vivos. Algunos estudios han descrito una incidencia de entre el 0.5-1 por ciento en autopsias. Se cree que la mitad de los casos debutan y son diagnosticados en el primer año de vida.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.