17 dic 2018 | Actualizado: 19:10

Extremadura tendrá su segunda unidad de rehabilitación cardiaca en 2017

El proyecto requerirá de una inversión de 150.000 euros y se ubicará en el Hospital Infanta Cristina

Ceciliano Franco Rubio, director gerente del SES.
Extremadura tendrá su segunda unidad de rehabilitación cardiaca en 2017
sáb 28 enero 2017. 20.20H
Redacción
El Servicio Extremeño de Salud (SES) pisa el acelerador. La Consejería de Sanidad ha escuchado la petición de las  4.000 firmas registradas en la plataforma change.org y ha anunciado, para este año, la apertura de la unidad de rehabilitación cardiaca en el Hospital Infanta Cristina de Badajoz. En este sentido, se dará un servicio a los pacientes que han sufrido un infarto de miocardio.

La consejería adelanta que la unidad contará con un espacio amplio, ventilado y dotado de tomas de oxígeno, de entre 80 y 100 metros cuadrados, cercano al servicio de Cardiología del hospital. En cuanto al personal, dispondrá de un cardiólogo, un enfermero, un celador y dos fisioterapeutas. “El personal que no tiene que ser de nueva contratación, sino que puede hacerse mediante una reorganización de personal”, aclara el SES.

La nueva unidad requerirá de una inversión, aún sin cerrar, que rondará los 150.000 euros, según el SES. Sin embargo, no se trata de la primera de la autonomía, ya que el Complejo Hospitalario Universitario de Cáceres tiene una que lleva en funcionamiento desde el año 2007, y en la que se ha atendido en este tiempo a más de 300 pacientes.

Unidad de Ictus

A partir del próximo 1 de febrero, el Hospital Infanta Cristina también contará con una unidad de ictus o de accidentes cerebrovasculares, que dispondrá de un neurólogo de guardia de presencia física y donde se realizarán técnicas neurorradiológicas urgentes las 24 horas del día, según anunció recientemente el consejero de Sanidad, José María Vergeles. Esta nueva unidad, junto con la unidad existente en el Hospital de Cáceres, permitirá el desarrollo del programa de 'teleictus' en los hospitales de la región.

Por último, y también en el hospital pacense, comenzará a funcionar un nuevo acelerador lineal de altas prestaciones, que sirve para el tratamiento radioterápico de los tumores, que requiere una inversión de 3,3 millones de euros. Tras el acelerador de Badajoz, Sanidad adquirirá otros para Cáceres, Mérida y Plasencia, para llevar a cabo una renovación de los equipos en estos hospitales.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.