El SES implanta en los hospitales extremeños un programa de seguimiento remoto para personas con diabetes tipo 1

Extremadura empodera digitalmente a los pacientes con diabetes tipo 1
Ceciliano Franco, gerente del Servicio Extremeño de Salud (SES).


05 abr 2022. 09.50H
SE LEE EN 3 minutos
El Servicio Extremeño de Salud (SES) ha implantado en los hospitales extremeños un programa de seguimiento remoto para personas con diabetes tipo 1, para optimizar el control y la progresión de esta enfermedad crónica.

Con esta solución, basada en tecnologías digitales, el SES pretende aprovechar el potencial de la monitorización remota, estandarizar procesos y mejorar el cuidado de los pacientes usuarios de equipos de infusión continua de insulina (bombas de insulina).

"Esta solución permite la atención integral del paciente con diabetes tipo 1, la mejora de la accesibilidad y la equidad en una región como Extremadura, con gran dispersión geográfica y baja densidad demográfica, fomentando así la coordinación entre los diferentes niveles de atención y potenciando el empoderamiento de los pacientes, así como la autogestión de su enfermedad", explica la Junta de Extremadura en un comunicado.

Para ello, el SES publicó un concurso público centrado, por un lado, en la adquisición de nuevas tecnologías (bombas de insulina y sensores de glucosa) que facilitaran el tratamiento de la diabetes tipo 1 y, por otro, en la creación de cuatro Unidades Tecnológicas (UT) en Cáceres, Badajoz, Mérida y Plasencia como herramienta de apoyo a los servicios de Endocrinología y pediatras especialistas en diabetes.

El pilar fundamental del concurso, necesario para que las Unidades Tecnológicas pudieran cumplir con este cometido, era la implementación de un programa de seguimiento remoto para este perfil de pacientes. La actividad de esta nueva solución dio comienzo en 2021 en colaboración con la empresa adjudicataria, Medtronic Ibérica.

Aplicación móvil


El sistema realiza un triaje del estado de los pacientes basado en los datos recogidos de las descargas de las bombas de insulina, lo que genera una clasificación de los pacientes, en función de su inestabilidad, que permite a los profesionales sanitarios priorizar la atención de los pacientes que más lo necesiten.

De esta forma, se permite evitar desplazamientos innecesarios a los pacientes que están bien controlados y liberar tiempo de las agendas de los especialistas para citar a los más inestables. Lo que se traduce en un incremento de la eficiencia y de la capacidad asistencial.

Los pacientes incluidos en el programa, a través de una aplicación móvil, reciben pautas personalizadas por parte de los profesionales en cuanto al manejo de su enfermedad, sugerencias en cuanto a cambios en sus hábitos diarios, manejo de eventos adversos característicos de la enfermedad (hipoglucemias / hiperglucemias), y material educativo en base a sus necesidades.

De esta manera, y conociendo mejor su enfermedad, pueden ser capaces de tener un mayor control de la patología y ser más autónomos en la toma de decisiones. Además, la experiencia de los pacientes mejora, ya que se benefician de un seguimiento continuo y se sienten más acompañados, ha explicado la Junta. Hasta la fecha, se han incluido en el programa más de 420 pacientes, tanto adultos como pediátricos.

Este programa de seguimiento remoto, pionero en España según la Junta, está ideado para ayudar a los hospitales a incrementar su eficiencia, optimizar su capacidad asistencial y mejorar los resultados en salud de los pacientes, gracias a una detección temprana de las complicaciones. Los resultados preliminares así lo indican y supone un gran avance en la gestión de las tecnologías en diabetes, señalan desde el gobierno extremeño.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.