Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 18:30
Autonomías > Cataluña

El gurú español de la Medicina Germánica podría ser inhabilitado de nuevo

Vicente Herrera ya fue apartado en 1996 por tratar a sus pacientes de cáncer con esta pseudoterapia.

El Colegio de Médicos de Barcelona. A la derecha, Vicente Herrera.
El gurú español de la Medicina Germánica podría ser inhabilitado de nuevo
Redacción
Miércoles, 18 de octubre de 2017, a las 17:30
El Colegio de Médicos de Barcelona ha confirmado a Redacción Médica este miércoles que ha abierto expediente para inhabilitar por segunda vez a Vicente Herrera por practicar la Nueva Medicina Germánica, motivo por el cual el profesional ya fue apartado durante tres años en 1996.

A pesar de que el colegio no valida esta práctica, también conocida como el 'Método Hamer' -en referencia a su fundador, Ryke Geerd Hamer-, Herrera no había vuelto a ser inhabilitado en casi dos décadas, hasta que el pasado mes de julio mantuvo una reunión con el colegio para determinar si seguía practicando este tipo de tratamientos a sus pacientes.

La Nueva Medicina Germánica parte de la base de que enfermedades como el cáncer están causadas por un conflicto emocional, por lo que pueden tratarse mediante terapias psicológicas. Es más, quienes confían en esta doctrina, recomiendan a sus pacientes abandonar cualquier tratamiento con base médica.

"Acabo de recibir una carta de mi Colegio de Médicos de Barcelona. Me abre un expediente disciplinario por practicar la Nueva Medicina Germánica y me impone la medida cautelar de dejar de ejercer mientras se resuelva el expediente”, explica Herrera en un post en su cuenta de Facebook.

"En el documento de justificación de este expediente se exponen varias irregularidades y sesgos siempre en favor de una práctica inquisitorial y represiva por parte de mi colegio profesional", añade.

Una cineasta, primera 'víctima'

La primera inhabilitación a Herrera por parte del Colegio de Médicos de Barcelona llegó después de la muerte de la cineasta Helena Lumbreras, directora de obras como 'Spagna 68', 'El cuarto poder' o 'el campo para el hombre', y quien decidió seguir su consejo y abandonó el tratamiento de quimioterapia y radioterapia.

En 1995, poco después de confiar su suerte a la pseudoterapia que practicaba Herrera, murió en el Hospital Clínico de Barcelona, causando su un gran revuelo y señalando por primera vez a Herrera y a la Nueva Medicina Germánica.