24 de septiembre de 2017 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Autonomías > Cataluña

Ninguna clínica dental podrá abrir sin autorización sanitaria

El Departamento de Salud quiere evitar casos como los de Funnydent y Vitaldent

El presidente del COEC, Antoni Gómez, en el centro, en una imagen de archivo.
Ninguna clínica dental podrá abrir sin autorización sanitaria
Redacción
Lunes, 06 de marzo de 2017, a las 12:10
La Conselleria de Salud de la Generalitat de Cataluña exigirá una autorización sanitaria a las clínicas dentales para poder abrir puertas, según prevé un proyecto de decreto en trámite desarrollado por la Dirección general de Ordenación Profesional y Regulación Sanitaria, han explicado fuentes del departamento y del Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Cataluña (COEC).

El decreto, que regulará la autorización de cualquier tipo de centro sanitario público o privado, hace énfasis en todos los sistemas posibles de garantía y seguridad de la salud de los pacientes, especialmente en la esterilización, designación de responsables de la actividad asistencial, actividades derivadas de evidencia científica, protocolos de mantenimiento de aparatos de alta tecnología y consentimiento informado, entre otros.

El presidente del COEC, Antoni Gómez, ha explicado que el decreto busca "regular una situación problemática" en Catalunya, porque hay clínicas que no están registradas ni autorizadas, como sucedió con los centros de Mataró y Sabadell (Barcelona) de Funnydent, que cerraron de forma sobrevenida.

Por esta razón, el COEC ha pedido a la Conselleria de Salud que se asegure una vinculación de la licencia municipal de actividad con el "requisito previo" de la autorización del departamento, puesto que la normativa actual solo contempla que las clínicas estén dadas de alta a nivel municipal.

"¿Verdad que para abrir un bar necesitas una licencia para poder vender bebidas alcohólicas? Ésta es la situación que se debería equiparar", ha sostenido Gómez, al subrayar que una clínica debe estar habilitada y garantizar unas condiciones higiénicas porque existe un riesgo para la salud, además de que tiene implicaciones éticas y deontológicas.

También está previsto que el decreto incorpore la obligación de realizar "controles biológicos periódicos" en las clínicas dentales para asegurar la higiene y esterilización de las instalaciones, algo que actualmente ya se garantiza con la diferencia de que el decreto permitirá que se adapte a la normativa, ha aclarado el presidente.

El COEC registró en 2016 un total de 500 reclamaciones por parte de clientes de una veintena de centros odontológicos debido a su cierre inesperado, lo que supone un 30 por ciento más que en el año anterior, según datos del colegio.

Mercantilización de la Odontología

Los casos de Funnydent y Vitaldent, cuyo propietario fue detenido en febrero de 2016 por exigir grandes cantidades en 'B' a sus franquiciados y defraudar millones de euros, muestran que "la burbuja de las clínicas dentales ha estallado", como ya había avisado el colegio, ha apostillado.

"Un grave problema es que la titularidad de las clínicas dentales puede ser de una persona ajena a la profesión", ha diagnosticado, y ha lamentado que exista una mercantilización de la odontología, es decir, que los intereses económicos pasen por encima de las prioridades en salud.

Publicidad engañosa

El presidente del Coec también ha cargado contra la publicidad engañosa de algunos establecimientos, que considera que se debe prohibir, como hacen otros países europeos.

"Necesitamos que la normativa de la publicidad vaya más allá, necesitamos una prohibición de la publicidad sanitaria", ha defendido al señalar los anuncios de garantías desproporcionadas e incentivos y regalos.