25 de junio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 13:40
Autonomías > Cataluña

Médicos catalanes piden que se retiren signos políticos de los hospitales

Han formado una plataforma en el Colegio de Médicos de Barcelona en el que piden "neutralidad política"

Pancarta exhibida en el Hospital Clinic de Barcelona.
Médicos catalanes piden que se retiren signos políticos de los hospitales
Redacción
Viernes, 01 de junio de 2018, a las 11:50
Un grupo de médicos, que se han constituido como la plataforma Neutralitat dentro del Colegio de Médicos de Barcelona, ha pedido este viernes que los ambulatorios y hospitales de Cataluña no exhiban lazos amarillos, ni banderas ni lemas políticos en aras de la concordia de los usuarios.

En un comunicado, el grupo de facultativos reivindica "neutralidad política en las instituciones sanitarias públicas de Cataluña" tras constatar que desde hace meses "el espacio público en Cataluña se ha ido llenando de simbología a favor de determinadas posiciones políticas".

"Las instituciones en las que se ofrece asistencia sanitaria a toda la población, desde organismos de gestión (como el Institut Català de la Salut) pasando por hospitales y centros de asistencia primaria y especializada, no han permanecido inmunes a dicho fenómeno", constatan los médicos.

Cumplimiento del Código Deontológico

El grupo de facultativos resalta que se trata de centros que ofrecen un servicio público a todos los ciudadanos "con independencia de su adscripción ideológica" por lo que piden "omitir simbología con la que sólo se identifica una parte de los usuarios y que, además, no está regulada por ley que pueda exhibirse".

"Habrá quien argumente que estas recomendaciones de neutralidad vulneran la libertad de expresión de los profesionales que ejercen en dichas instituciones", reconocen los médicos, que apelan a los artículos del Código Deontológico que exigen "neutralidad" y limitan "nuestra libertad de expresión como individuos cuando del cuidado y respeto a los pacientes se trata".

En este sentido, resaltan que el artículo 8.1 del capítulo III del Código Deontológico establece que "el médico debe cuidar su actitud, lenguaje, formas, imagen y, en general, su conducta para favorecer la plena confianza del paciente" y el artículo 9 fija que "el médico respetará las convicciones de sus pacientes y se abstendrá de imponerles las propias".

También recuerdan que el mismo Código de Deontología Médica establece que "el lugar donde se preste la asistencia sanitaria deberá ser acorde con la dignidad y el respeto que merece el paciente y contará con los medios adecuados para los fines que ha de cumplir".

"Pensemos hasta qué punto estamos favoreciendo, con nuestras actitudes y con la exhibición de determinados símbolos, que los espacios de cuidado y especialmente si son de todos, sean ámbitos de concordia y no de discordia", concluye el grupo de médicos.