21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

Jordi Pujol se apoya en la sanidad para reivindicar su legado en Cataluña

El expresident participa en un acto-homenaje en el que reconoce errores, pero se ensalzan sus 23 años en el Govern

Jordi Pujol, expresidente de la Generalitat.
Jordi Pujol se apoya en la sanidad para reivindicar su legado en Cataluña
mar 08 mayo 2018. 13.10H
Redacción
Jordi Pujol, médico de formación y político de vocación, ha sido noticia en los últimos años más por presuntos casos de corrupción que por casi el cuarto de siglo que estuvo al frente de la Generalitat de Cataluña.

Temeroso tal vez de que la imagen que finalmente trascienda a la historia sobre él sea la más reciente, ha participado en un acto organizado por la asociación Els Amics de Jordi Pujol en el que se ha querido poner en valor el legado del expresident, aunque él también ha esbozado alguna crítica: "Hemos dejado huellas muy buenas para Cataluña, pero alguna no ha sido adecuada".

La sanidad, un ejemplo

En las palabras que ha dirigido al público (en su mayoría dirigentes de la extinta CiU), Jordi Pujol ha relatado que "toda construcción de país requiere que haya una gente que abra camino y deje una retahíla de huellas sólidas", y en este punto ha nombrado a la sanidad como una de las competencias principales que asumió Cataluña.

Entre el auditorio que le escuchaba estaba el exconseller de Salut Xavier Trias, hombre de confianza de Pujol en la segunda parte de los años 80 del pasado siglo, y que colaboró como su antecesor Josep Laporte en los primeros años de una sanidad catalana autónoma.

Una historia de más de 30 años

El 15 de julio de 1981, mediante el decreto de transferencias que puso en marcha el traspaso de servicios e instituciones a la Generalitat, comenzaba a andar de forma autónoma la sanidad catalana.

Ese fue el pistoletazo de salida que permitió el despliegue del mapa sanitario (1983), la creación del Instituto Catalán de la Salud (ICS), la red hospitalaria de utilización pública (XHUP) y la puesta en marcha la reforma de la atención primaria (RAP).

Ello después de que el Estatuto de Autonomía de 1979 reconociera las competencias de la Generalitat en materia de legislación básica de sanidad interior y la posibilidad de organizar los servicios sanitarios, reservando para el Estado la alta inspección.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.